...hay más perros que personas con estilo…". Charles Bukowski

© 2015 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2015
Localizacion
Charlie Brown, (Toledo, España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Referencia
7608
© 2015 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2015
Localizacion
Charlie Brown, (Toledo, España)
Soporte de imagen
-120 MM- TMAX 400
Referencia
7617
© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Charlie Brown, (Toledo, España)
Fecha de diario
2015-12-15
Referencia
7665

Cosas de un miércoles cualquiera y IV (once del mes pasado). A la una seguía yendo y viniendo por caminos y senderos llamándole, pero nada, sin resultado. Estaba aterrorizado. Naty me había llamado a las once y le conté lo que había pasado. Se preocupó aún más que yo. Asombrosamente, a la una y cuarto, recibí una llamada desde un teléfono desconocido e intuí que Charlie Brown había aparecido. Así fue, me llamaban desde una clínica veterinaria donde alguien lo había llevado. Leyeron el chip que lleva incorporado bajo la piel y me localizaron. Al parecer lo habían encontrado en el aparcamiento del centro comercial, desorientado. Esos desconocidos nos habían hecho un grandísimo favor a todos. Fui inmediatamente a por él. Cuando me vio vino como loco, retorciéndose de alegría, aullando. Me agaché y se subió encima dándome lametazos en la cabeza y en la cara. No podía expresar mayor alegría. Yo también. Pero ahí acabó toda la efusividad del día. Cuando volvimos a casa, Charlie Brown se metió en sí mismo y no quiso saber nada de nosotros. Si nos  acercábamos nos eludía, agachaba las orejas, miraba para otro lado y resoplaba. En una ocasión insistí y reaccionó gruñendo y avisando que un gesto más por mi parte acabaría en un mordisco. Así es mi perrito, cariñosísimo, pero, si decide que no quiere que se le importune no lo permitirá de ningún modo. En ese caso, y para evitar tensiones innecesarias, lo mejor es dejarle tranquilo. Cuando remonta la crisis viene moviendo el rabo zalameramente y se muestra cariñosísimo, pegajoso incluso. Un misterio. Insondable, Charlie Brown.     

© 2015 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2015
Localizacion
Charlie Brown, (Toledo, España)
Fecha de diario
2015-12-13
Referencia
5212

Cosas de un miércoles cualquiera II (once del mes pasado). De pronto, Charlie Brown no estaba a mi lado. Ocurre con frecuencia pero siempre, al rato, vuelve y seguimos tranquilamente con lo nuestro. En realidad son las únicas alteraciones en nuestros desiguales pero previsibles paseos. Seguí camino adelante despreocupado, seguro de que Charlie me alcanzaría. Sin embargo, no fue así. Quizá me alejé demasiado. Pasaron minutos y minutos y nada. La desaparición ocurrió en torno a las nueve, más o menos. Comencé a temerme lo peor. Paré y volví. Le llamé a medida que caminaba un poco azorado. Nada. Una cierta aprensión comenzó a inquietarme. Decidí dirigirme hacia donde habíamos entrado, a casi dos kilómetros de distancia, pensando que él me buscaría en esa dirección: entramos y salimos, vamos y volvemos, ese era el lógico y habitual recorrido; pero no caí en que esa era mi lógica, no la de Charlie Brown. Había pasado más de una hora y Charlie Brown seguía desaparecido. Llegué al coche aparcado con la ingenua ilusión de que estaría tranquilamente esperándome (otra vez mi estúpida lógica), pero fui más lejos aún; decidí volver a mi casa por si a él se la había ocurrido esa solución. No, no fue una decisión tan tonta, Kher, mi anterior perro, en el año dos mil, lo hizo así en una situación parecida. Pero Charlie es otro (los perros, como todos, no nos parecemos tanto)…    

© 2015 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2015
Localizacion
Charlie Brown, (Toledo, España)
Referencia
4575
© 2015 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2015
Localizacion
Charlie Brown, (Toledo, España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Fecha de diario
2016-11-05
Referencia
2085

LA VIDA INMEDIATA V. Solo dejo mi obsesiva actividad diaria para sacar de paseo a Charlie Brown y de paso sacarme yo. Es muy importante para Charlie  correr todos los días al menos una hora y lo es porque lo vive con entusiasmo y alegría desbordante. Poco antes de salir, junto a la puerta, hace estiramientos musculares, primero las patas delanteras y luego las traseras y, cuando está listo, se sienta ante la puerta esperando a que la abra.  Directo al coche al que sube de un salto, se coloca en su sitio habitual y, cuando llegamos al campo y le permito salir, corre vertiginosamente en todas direcciones. Cuando terminamos el itinerario volvemos y pasa el resto del día deseando volver a salir. En casa, siempre está a mi lado. Por ejemplo, cuando entro en el baño me espera tumbado fuera y, cuando tengo que salir sin él, me lo encuentro al otro lado de la puerta esperando pacientemente a que vuelva. Eso sí, cuando Naty está en casa pasa de mí y solo se dedica a ella. Sabe lo que hace. Además de ser  muy guapo, es muy limpio, y jamás toca nada de la casa que no sea suyo, como sus juguetes. Nunca nos contraría y cuando le indicamos algo, lo hace sin más, sin objeciones. Ignora a todo el mundo que no seamos Naty o yo, salvo a las visitas a las que hace fiesta siguiendo las básicas normas de hospitalidad…

Los acuarios, contenedores de extravagante belleza…

"Lo inalcanzable en los animales: cómo te ven ellos". Elías Canetti

"...avestruces idénticos a profesoras de gimnasia solteras…" Antonio Lobo Antunes

"Zoo: el recinto en el que encerramos a los otros para observarnos”. Rafael Argullol

"Pienso en el día en que los caballos aprendieron a llorar". Antonio Gamoneda

"Nada los rodea, salvo su propio aletargamiento o hiperactividad". John Berger