Analogías: todo arte contemporáneo es realidad, y viceversa…

© 2008 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2008
Localizacion
Toledo (España)
Copiado máximo en soporte baritado
5
Fecha de diario
2008-07-30
Referencia
3039

Vuelvo por el camino que no va a ninguna parte. Esta vez llevo la cámara. No quiero encontrarme con una fotografía y no llevármela. Me encontré con ésta, por ejemplo, y con alguna otra. Por estos caminos absurdos, circulares (siempre vuelvo al mismo sitio de partida y me quedo perplejo), he caminado durante más de una hora, no he ido a ninguna parte y encima he vuelto. Una de las peores visiones de estos estúpidos caminos son las gentes de avanzada edad, gordos, fofos, vestidos con una indescriptible indumentaria deportiva, corriendo, o mejor, arrastrando los pies un poco más deprisa de lo normal, resoplando, sudando y boqueando como si fueran a caer fulminados por una parada cardiaca súbita. Resultan sencillamente ridículos, esforzándose por adquirir una “forma” física que se han empeñado obstinadamente en perder a lo largo de toda su vida. A mi me gustaría verlos con la misma edad, delgados, esbeltos en su ineludible madurez, con el cuerpo refinado por intensas vivencias, elegantemente vestidos, con un bastón de diseño y un perro, también de diseño, caminado tranquilamente, mirando al mundo desde la altura de la sabiduría que hayan conseguido atesorar. 

© 2013 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2013
Localizacion
Feria de arte Arco. Madrid (España)
Soporte de imagen
-35 MM- ILFORD DELTA 3200
Copiado máximo en soporte baritado
3
Referencia
6318
© 2014 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2014
Localizacion
Huerta de Valdecarábanos (Toledo, España)
Fecha de diario
2014-04-21
Referencia
6909

…Después del momento artístico de última generación, continué viaje por carreteras secundarias. A lo largo de toda la mañana oí unos podcasts de un programa que me gusta mucho: Juego de espejos (radio clásica). Tiene un formato interesante: una figura relevante del mundo del arte y la creación habla de lo que hace en la vida, de sus inquietudes y de sus músicas del alma. Suele ser sumamente entretenido y aleccionador (el programa) porque los invitados, a lo largo de una hora, se exponen, desnudan sus delicadas sensibilidades y anhelos y de paso aportan mucha información sobre composiciones musicales. Cuentan muchas cosas, interesantes todas. Me asombra lo geniales que son todos los que van a ese programa. Me lo paso muy bien. Pero esa mañana fue más, mucho más todavía: exuberante, abrumador. Me tocaron cuatro invitados con un espíritu que estaba mucho más allá de cualquier idílica fantasía. Los cuatro eran importantes, a saber: artistas plásticos (2), docente y escritor de novelas históricas(1) y dirección de museo (1). Todos con carreras brillantes, de éxito, mucho, cómo no, y reconocimiento en su especialidad a nivel mundial, o casi. Todos en la cuarentena, con consortes de sensibilidad artística y familias deliciosas con hijos con talento artístico en ciernes (había uno que ponía a Mozart a todas horas a su hijo de meses y claro, luego pasa lo que pasa, que solo pueden ser sensibles y geniales artistas). Algunos de sus retoños estudiaban e interpretaban música muy “motivados” según dijo un padre entusiasta, como sí nada. En uno de los casos, los miembros de la familia tocaban música juntos, todos, debía ser una experiencia mística, como rezar unidos por la fe, porque, ni siquiera eran músicos de profesión. Además, los cuatro que me tocaron esa mañana, tenían amigos interesantísimos, tanto como ellos, con los que se relacionan e intercambian experiencias de alto voltaje cultural, artístico y existencial. Y se querían mucho. Oh, y cómo se expresaban todos: verbo fácil y matizadísimo, sin errores, “tempos” de exposición medidos, sin excesos, ¡hasta sentido del humor tenían! Y, por supuesto, nada de pedantería. Por si fuera poco, sus opiniones eran políticamente impecables, comprensivos, tolerantes, progresistas, humanistas, ordenados, sin sospechosos deslices o preocupantes fragilidades. Ni un ápice de resentimiento o mala uva, todo lo contrario. Y más: se mostraban humildes, a ninguno de sus logros y éxitos les daban importancia, como si fuera lo más natural del mundo ser como ellos y, la humanidad, en general, fuera así, creando maravillas todo el día. Joder, era demasiado. Yo, sin embargo, mientras oía esos prodigios de la vida sensible, hacia fotos tan casuales y prosaicas, aunque indispensables, como ésta. ¡Huy, que larga me está quedando esta crónica de la excelencia, mañana sigo!…

© 2015 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2015
Localizacion
Feria de arte Arco. Madrid (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD DELTA 3200
Fecha de diario
2015-05-03
Referencia
7542

…También, El compromiso del creador, de Félix Ovejero Lucas. Por circunstancias que no vienen al caso he abandonado durante unas semanas la lectura de este ensayo; pero la retomaré. Aún no sé si me está interesando lo suficiente. Seguiré porque aún no he decidido si es que sí, o es que no. El problema para mí de los ensayos sobre arte es que empiezan a aburrirme, quizá porque los autores se empeñan en poner de manifiesto machaconamente  que estoy en un profundo error. Lo que no parece que sepan es que para algunos no hay otra solución. Solo la muerte puede liberarlos de su condena. Aunque yo No sea un artista, parece que actúo como ellos, o al menos eso me gustaría, supongo. Al parecer, los que intentamos expresar nuestro Yo, “no sabemos lo que queremos”. Tiene razón el tal Ovejero, al menos en mi caso, aunque se le escapen algunos matices: “Los artistas son la primera víctima de su omnipotencia. La falta de límites puede ser la travesía al infierno. Sin reglas, sin otra tarea que expresar su voluntad, la frustración está asegurada. Enfilarán una ruta sin destino. Quien no quiere otra cosa que expresar su yo no sabe lo que quiere. Los artistas tradicionales habían mostrado la correcta vía: lo primero y más importante es realizar algo y realizarlo bien”. Por si acaso es poco una cita, que sean dos, y ambas en la misma dirección: “Una cosa es poner convencimiento a la obra, otra convencerse uno solito de que está bien, prescindiendo del mundo. Esa andadura, por lo general, acaba mal. Conduce a los más ingratos capítulos de los libros de psicología, a la neurosis o a la paranoia”. Félix Ovejero Lucas

© 2013 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2013
Localizacion
Feria de arte Arco. Madrid (España)
Soporte de imagen
-35 MM- ILFORD DELTA 3200
Copiado máximo en soporte baritado
3
Fecha de diario
2013-03-17
Referencia
6299

Como tendré serias dificultades para rellenar de textos los días que quedan de mes, y fotografías me sobran, pues nada, a probar cosas fáciles. Hoy, algo más de Arco: una espiral en una pared de una galería; no sé si el artista la creó sobre la marcha el día antes de abrir la feria, o trajo la pared de su casa. Tampoco supe si cuando la feria terminó, el artista o comprador se llevó la pared, o desmontó con unas pinzas la materia que constituía la espiral para luego reconstruirla en otro sitio. Un buen título para esta obra sería: –la portabilidad del símbolo-. No, no estoy bromeando, sino tan sólo especulando sobre cuestiones logísticas porque claro, yo, en mi ignorancia de estas cosas, únicamente llego a que cuando he expuesto una fotografía siempre he recurrido a mecánicas sencillas: enmarco la foto, la llevo donde será expuesta y la cuelgo; luego, cuando termina la cosa, la descuelgo y me la llevo a mi casa. Ya está, así de fácil. Obviamente, la obra fotografiada no la cuestiono, faltaría más, porque a pesar de que parezca sencilla, si nos atenemos al simbolismo que representa puede alcanzar un valor artístico incalculable. Y ahora, para que quede claro que no miento, Wikipedia: “La espiral es uno de los símbolos más antiguos y se encuentra en todos los continentes, habiendo jugado un papel fundamental en el simbolismo desde su aparición en el arte megalítico… Actualmente, la espiral también es empleada como símbolo para representar el pensamiento cíclico, en diversas propuestas filosóficas, espirituales, estéticas y tecnológicas, por lo que puede hablarse en rigor de cierto espiralismo o concepción espiralista”

© 2007 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2007
Localizacion
Nueva Orleans (EE.UU.)
Soporte de imagen
-35 MM. Kodak. High-Speed Infrared 400
Soporte de copias
ILFORD MULTIGRADO WARMTONE BARITADO
Viraje
SELENIO
Tamaño
18 x 28 cm
Copiado máximo en soporte baritado
2
Copias disponibles
1
Año de copiado
2013
Fecha de diario
2008-07-11
Referencia
2593

El ejercicio de crear arte y disfrutarlo es un ejercicio solitario, siempre solitario. Lo demás es sociología, política, democracia tal vez; insisto, por mi que le den…a todo eso. Sólo quiero que la enfermedad se demore conmigo y  poder seguir disfrutando haciendo lo que me de la gana, que es lo que más placer me da.

...la luz se oscureció amenazadoramente; nubes negras, cargadas de relámpagos se posaron sobre nosotros…

"...había piedra inauditas…". Baudelaire

Los coches, los motores, los aviones…y los tranvías…

"El desengaño debe remontarse a las eras geológicas quizá los dinosaurios sucumbieron a él…". Cioran

Siempre me precede mi sombra, hasta que consiga eludirla. Por eso me gustan mucho los días nublados…

Las cuentas eran certeras y meticulosamente plantadas…