Las elecciones comprometidas…

© 2010 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2010
Localizacion
Nacho (Toledo, España)
Soporte de copias
ILFORD MULTIGRADO BARITADO
Viraje
SELENIO
Tamaño
46,5 x 58,2 cm
Copiado máximo en soporte baritado
3
Copias disponibles
3
Año de copiado
2010
Fecha de diario
2013-02-08
Referencia
4332

DICCIONARIO IMPROVISADO E INNECESARIO
HOMBRE: qué puedo decir de los hombres? Nada en especial. Pertenezco a ese sexo, pero me gustan más las mujeres. Creo que, según las estadísticas, nos morimos antes que ellas; por algo será. En mi diccionario de citas (anotadas de libros o textos que leo, luego siempre elegidas desde la experiencia vivida y no copiadas de antologías, recopilaciones o diccionarios), tengo exactamente veinticinco de diferentes autores que ofrecen matices diferentes en la observación del alma masculina. Seguro que hay millones, y también estudios y obras artísticas que definen y buscan perfiles y texturas del –ser hombre-. El asunto me supera hasta el punto de no poder escribir sin tener la sensación de una ominosa e innecesaria pérdida de tiempo y ridiculez intelectual. No diré más. Y ahora Ambrose Bierce: “HOMBRE: animal tan extraviado en la complaciente contemplación de lo que cree ser que no tiene en cuenta lo que indudablemente debería ser…”

© 2009 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2009
Localizacion
Carmen, (Toledo, España)
Viraje
CLORURO ORO
Tamaño
18 x 22,7 cm
Copiado máximo en soporte baritado
3
Referencia
4008
© 2010 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2010
Localizacion
Nacho (Toledo, España)
Soporte de copias
ILFORD MULTIGRADO BARITADO
Viraje
SELENIO
Tamaño
46,5 x 58,2 cm
Copiado máximo en soporte baritado
3
Copias disponibles
3
Año de copiado
2010
Fecha de diario
2010-06-19
Referencia
4330

…Se nota mucho su rigor conceptual, que hace que su trabajo sea compacto e intachable. A fin de cuentas, su mano. En los míos, sin embargo, lo que se nota y mucho, es la de los retratados. Cuando hago un retrato, lo que tiene que ver con esa persona es nuevo para mí, porque la persona es diferente a las demás y actuará ateniéndose a su forma de ser y estar. No debo cambiar eso. –La habitación– y –la cámara grande– siguen siendo las mismas, pero yo no, porque estoy en función de esa persona; estoy retratando a una persona única y diferente a todas las demás, luego algo en mí cambia por ese incontrovertible hecho. Así pasa, que no me sale ninguno igual. Ni siquiera parecidos. Los elegantes retratos de Huynh tampoco son iguales, pero se parecen mucho, demasiado tal vez. Quizá, detrás de todo este planteamiento se deduzca que él es sumamente inteligente, o dicho de otra forma, un cínico que piensa que a fin de cuentas los demás sólo son los demás; y yo, por el contrario, sea un tonto que piense que los demás son los que importan (cuando en realidad no es eso lo que pienso)… (esta es otra posibilidad no elegida)

© 2012 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2012
Localizacion
Paco, (Toledo, España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Referencia
6190
© 2012 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2012
Localizacion
Paco, (Toledo, España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Fecha de diario
2013-08-01
Referencia
6192

Veintidós de junio, sábado. Diez de la mañana, a Madrid. Día de visitas a exposiciones (plásticas). Primero, Robert Mapplethorpe, en la galería Elvira González. Se trata de un fotógrafo, para mí, técnicamente impecable y temáticamente fascinante. Siempre me asombran sus obras. La precisión y originalidad en sus composiciones, el exacto y perfecto acabado, la sensibilidad y delicadeza de sus tonos. Sencillamente insuperable (en lo suyo). Pero no sólo eso, sino que sus retratos y su manera de interpretar y mostrar la geografía de los cuerpos va mucho más allá de la mera representación física, trasciende la textura epidérmica para penetrar salvajemente en la insondable metafísica del hecho de estar vivos. La controvertida afirmación -somos un cuerpo- en Mapplethorpe adquiere una dimensión plena. Los cuerpos jóvenes que fotografió, tersos, perfectos, nos remiten al drama, a la tragedia más bien. Los límites no están en las sutiles y sublimes texturas, de grises intangibles, sino que siempre evocan el misterio inalcanzable y fatal de la vida y la muerte. Sus personajes, aparentemente episódicos, son justamente lo contrario, emisarios de una verdad que va mucho más allá de su carnalidad, porque más bien son modernos heraldos fatales de nuestra condición matérica, limitada y finita…

“Y el hombre…Pobre…¡pobre! Vuelve los ojos, como
 cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como charco de culpa, en la mirada.
Hay golpes en la vida, tan fuertes…¡Yo no sé!”

Los heraldos negros. Cesar Vallejo

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Miguel y Sonia, (Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Viraje
SELENIO
Tamaño
46,5 x 58,2 cm
Fecha de diario
2018-03-26
Referencia
7162

LAS COSAS COTIDIANAS. El cuarto oscuro XVII. Termino hoy con el cuentecito de estos últimos días. Hace ocho decidí acabar con el apartado de copiado en ampliadora, porque me había quedado sin papel, a pesar de que me faltaban unas pocas copias, pero pensé en perdonarme y dejarlas para otro momento (dentro de un año, tal vez, me dije). A continuación inicié el proceso de lavado, virado y planchado, pero, inexplicable y lamentablemente, en el viraje al selenio de las dos copias grandes de la fotografía de hoy (de las que tenía comprometida una), aparecieron unas manchas marrones, como lentejas; sí, eran del mismo tamaño y color que las lentejas estofadas. Maldita sea. En consecuencia, he tenido que comprar más papel y prolongar unos días el copiado, repetir esos dos positivos y ya, de paso, retomar algunos otros de los que no estaba satisfecho y los que había dejado para otra ocasión (me perdoné dos veces). Un jodido engorro. Me pregunto si continuaré copiando en otro momento, pero, como siempre que no me gusta la pregunta, no me contesto. El cuarto oscuro me supone un gran dispendio: tiempo, dinero y energías. A lo largo de dos meses y medio, trabajando casi todos los días, he tratado en torno a doscientas veinticinco fotografías (o más, porque de algunas he abortado la consecución del positivo), en distintos tamaños y con un total de algo más de quinientas copias (dos por fotografía). Sin duda es un esfuerzo descomunal para traer al mundo tangible y palpable lo que antes no existía (en ese sentido a lo mejor sí soy alguien que crea algo, que no necesariamente supone ser un creador artístico), para nada, pero esa es mi única razón de ser, trabajar para el mundo intangible e impalpable o, dicho de otro modo, materializar en un soporte mis impresiones, que siempre serán intangibles e impalpables. Maldita paradoja. Como propósito de futuro me digo que debería seleccionar más, o copiar poco y más frecuentemente, y no abrumarme con una cantidad desmedida de negativos. Al fin y al cabo, realizar una copia fotográfica despacio y cuidadosamente y conseguir que ésta tenga los valores y calidades planeados, es un inmenso placer al que no tengo porqué renunciar (infrecuente planteamiento positivo, ya lo creo).
Datos de copiado de la fotografía de hoy:
Formato negativo: 120 mm (Ilford Pan F 50)
Ampliadora: Beseler 23 CII (objetivo, Componon 100 mm)
Papel: Ilford Multigrado (Baritado)  Brillante
Tamaño: 46,5*58,2 cm
Grado de filtro: 4
Tiempo de exposición: 8 y 26” (dependiendo zonas)
Revelador: Centabrom y Eukobrom
Fijador: Tetenal o Ilford (dos baños)
Eliminador de Hipo: fórmula propia
Virador: Selenio (Kodak o Ilford)
Secado y planchado
Copias realizadas: 2
Destino: Una de las copias la entregaré a los fotografiados. La otra irá a parar a uno de los cajones para olvidar.
Tiempo de guardado: inespecífico (seguramente hasta mi muerte, momento en el que terminará en un contenedor de basura urbano)

Caparica: Veinte años entre el antes y el después…

"Lesbos, donde las Frinés la una a la otra se atraen…". Baudelaire

"La fotografía, al fin y al cabo, es sobre todo el arte de retratar fantasmas". Antonio Muñoz Molina

Las gentes salieron a la calle en primavera, a ver qué pasaba…

Llegan momentos en lo que todo, todo, da igual…

Hazañas bélicas…