La pulcritud de los Comendador…

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Añover de Tajo, Toledo, (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Referencia
7761
© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Añover de Tajo, Toledo, (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Referencia
6309
© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Añover de Tajo, Toledo, (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Fecha de diario
2018-04-01
Referencia
4550

LAS COSAS COTIDIANAS (que ni siquiera son cosas, solo inercias previsibles o imprevisibles, aunque siempre indeseables). El día nueve del mes pasado, en el cuentecito que escribí en plan de crónica de mis desastres domésticos, decía que tenía el ordenador averiado desde hacía un mes, pero que ya la solución, más o menos, estaba encauzada. Bueno, pues nada de eso, esa ardientemente deseada solución está encallada un mes después, con ribetes, además, absolutamente inauditos y profundamente desgraciados e idiotas. A saber: me pidieron el ordenador para reparar el soporte partido y se lo llevaron, diez días después me lo devolvieron (el pasado 28 de marzo), y, oh, desgraciada y lamentable sorpresa, volvía a estar roto, por segunda vez. Monté en cólera, claro, les llamé indignado, me volvieron a pedir fotografías del siniestro, y Naty se encargó de argumentar con firmeza y calma que la situación era inasumible e intolerable: queríamos una solución inmediata, pero claro, que no pasara por volver a enviar el ordenador y que nos lo devolvieran roto por tercera vez. Tardaban en contestar a nuestra natural y justa exigencia, lo que hizo que llamara y gritara como una fiera rabiosa a mi interlocutor. En esos términos se negó a hablar conmigo (y yo con él) así que pasé el teléfono a Naty, la vertiente inteligente y tranquila de la casa, que acordó un compromiso de respuesta para el siguiente día hábil (mañana). Veremos en qué queda el asunto, que deberá pasar, en buena lógica, por que nos sustituyan el ordenador gafado por uno nuevo.

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Añover de Tajo, Toledo, (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Referencia
5729
© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Añover de Tajo, Toledo, (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Fecha de diario
2017-04-30
Referencia
5738

…Podría seguir varios meses hablando de los libros que me gustaría leer con urgencia, pero por ahora ya está bien de frustradas ilusiones, aunque pueden tener arreglo en alguna medida. Solo se trata de gestionar adecuadamente el tiempo. El problema es que, aunque mi vida no sea nada apasionante, tengo demasiadas cosas que hacer…

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Añover de Tajo, Toledo, (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Fecha de diario
2016-05-09
Referencia
4892

OCHO DE ABRIL (la contabilidad vivencial). El trabajo de toma consistía en fotografiar sistemáticamente veinte años de anotaciones a lápiz que se desarrollaban meticulosamente en las paredes, desde mil novecientos cincuenta y dos hasta veintitrés años después. No habría gestos “creativos” por mi parte en ese trabajo. Solo aspiraba a que técnicamente saliera bien. La creatividad la ponía el “escriba prodigioso”, no solo por ser un aplicado narrador de vicisitudes rurales, sino, también, porque su esfuerzo entrañaba un propósito narrativo exhaustivo. Tenía alma de artista. En otro contexto y tiempo habría sido capaz de contar en paredes la vida de la corte imperial de la cuarta dinastía egipcia, por ejemplo. Su afán participaba del mismo espíritu. Quiero creer. El caso es que a mí me interesaban sobremanera esas anotaciones, y no solo plásticamente. El polvo de las paredes abandonadas aún permitía saber que en esas tierras, en mil novecientos cincuenta y dos y años después cosecharon remolacha y que había una serie de personas: Victoriano, Daniel, Eugenio…que tuvieron que ver con el asunto. Y más cosas, como nitrato, amoniaco, kilos cosechados y cosas así. También cuándo llovió y cuándo no. Los datos en sí carecen de importancia, pero son esenciales y transcendentes contados de ese modo, en la pared, a lápiz. Los que habitaban en esa casa podían ver diariamente como fue la vida de la finca a lo largo de años. Me impresionaban esas leyendas en las paredes. Quizá sería un espléndido ejercicio poético y testimonial ir escribiendo nuestra vida en las paredes de las casas que habitamos. Indudablemente sería más interesante que colocar insulsas imágenes que nada dicen sobre los hechos de los que las habitan…    

Arena, y Luz, y Pasos, y Formas, y Azar, sólo AZAR…

En los rincones de las casas abandonadas pueden habitar, un cuadro de uvas hiperrealistas de Masao Shimono, unas viejas botas y yo, en todo mi anodino y auténtico esplendor…

El amor, oh el amor, juego de ilusionismo con el tiempo…

Las gentes parábamos al borde de la autopista, en Amarillo, a mirar y pintar y fotografiar…

Claroscuros para nada…

El Arteal, Villacentenos, Hueli y Oreja…o el juego del arte y las formas…