8 SEPTIEMBRE 2005

© 2004 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2004
Localizacion
Toledo (España)
Copiado máximo en soporte baritado
1
Fecha de diario
2005-09-08
Referencia
475

Aquí vinimos, un diez de agosto, a que pariera Luisa, mi mujer. Resultó niño y a mí me gustó que lo fuera. Después del parto, Luisa estuvo muy enferma con una infección que supuso, según nos dijeron los médicos, que no pudiera tener más hijos. Pero quizá fue cosa del niño que debió averiar a propósito algún mecanismo. Cuando todavía era muy pequeño y queríamos hacerle rabiar, le decíamos que tendría una hermana y él contestaba muy enfadado “pues la mato”. Nunca le oí lamentar no tener más hermanos. Le llamamos José como mi padre y un hermano fallecido; durante los momentos que compartían se veía que se entendían perfectamente, creo que se parecían bastante. No sé sí hubiera querido tener más hijos; no podía tener más, tenía uno y eso me bastaba.

 

 

Pepe Fuentes ·