29 JUNIO 2006

© 1984 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
1984
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM.- ILFORD 25
Soporte de copias
ILFOBROM GALERY FB
Viraje
SELENIO
Tamaño
46,5 x 58,2 cm
Copiado máximo en soporte baritado
5
Copias disponibles
5
Año de copiado
1999
Fecha de diario
2006-06-29
Referencia
840

Testimonio de Edmond Jabés (12 años) sobre la muerte de su hermana (22 años): “Mi hermana murió prácticamente en mis brazos. Yo estaba solo en la cabecera de su cama. Recuerdo haberle dicho algo como: No te podés morir. Es imposible. A lo que ella respondió exactamente con estas palabras: No pienses en la muerte. No llores. Nadie se escapa a su destino”. Yo comprendí, aquel día, que había un lenguaje para la muerte, así como hay un lenguaje para la vida. De qué pozo de sabiduría extrajo la hermana de Jabés esas palabras? y Jabés, cómo a los 12 años podía ser tan clarividente? No sé sí él supo a partir de ese momento cuál era el lenguaje de la vida, si es que existe como tal, o quizá únicamente consiste en no articular el de la muerte; ese que se pronuncia en la antesala del fin, cuando se vislumbra la desolada llanura, desconocido desde la vida y que descubrimos cuando ha llegado el momento. Antes no sabemos nada de él, tampoco que probablemente lo traíamos con nosotros, inoculado en la oscuridad nonata. Esa plenitud de pronto descubierta, debe ser uno de los momentos más intensos de la vida, pero tan trágico y efímero… “Saber morir cuesta la vida” Antonio Porchia

Pepe Fuentes ·