26 ENERO 2008

© 2008 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2008
Localizacion
Chicago (EE.UU.)
Soporte de imagen
-120 MM.-ILFORD 400
Soporte de copias
ILFORD MULTIGRADO BARITADO
Viraje
SELENIO
Copiado máximo en soporte baritado
2
Copias disponibles
3
Año de copiado
2008
Fecha de diario
2008-01-26
Referencia
2823

BORJA y su familia: el reciente y breve viaje a Chicago, apenas si ha dado para más que para contemplar a Lucía Mae, compartir buenos momentos con Gabriel y Jackie, leer a Paul Auster y el enfriamiento de las cámaras; es suficiente. No obstante, al aterrizar en  Madrid, me detuve un momento a observar a Borja y su familia (eran vecinos de asiento en el vuelo de Londres a Madrid). Bueno, más exactamente, fue cuando cerré el libro y me levanté para salir del avión. Primero, me llamó la atención la madre: era una señora alta, delgada, de mediana edad, todavía con un cierto atractivo. Me la imaginé maquillada, con un vestido ceñido, ligeramente corto y sonriendo, sobre todo sonriendo (a una mujer así podría poner todo de mi parte para intentar seducirla, dependiendo de las circunstancias, claro); pero no, su rostro no resultaba estimulante porque  transpiraba un aburrimiento abismal. Dos adolescentes adormilados permanecían sentados (uno de ellos era Borja); por qué lo sé, pues muy sencillo, porque su padre (supongo) le dijo con una voz cargada de desprecio ¡qué tonto eres Borja! El chico siguió adormilado; evidentemente le daba igual lo que dijera el tipejo que parecía su padre (si mi padre me hubiera dicho algo así y en ese tono,  tendría que habérselas visto conmigo). ¿Cómo era el supuesto padre de Borja? Un hombre de aspecto ridículamente aburguesado: bajito, con una tripita abultada y un bigotito irrisorio (me lo imaginaba de puntillas intentando alcanzar a besar a su esbelta y triste señora), en fin un desastre; pero un desastre estúpido y engreído (él). Hoy coloco esta fotografía, realizada en la orilla del lago Michigan, infinitamente más bella que la familia de Borja, porque, obviamente, de ellos no tengo. 

Pepe Fuentes ·