3 ENERO 2011

© 2009 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2009
Localizacion
Madrid, (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD. HP 5 400
Copiado máximo en soporte baritado
3
Fecha de diario
2011-01-03
Referencia
3526

Por las calles de las ciudades circulan personas; bien gentes que viven en ella o visitantes ocasionales. Ineludiblemente, a la hora de fotografiar en una calle, es inevitable, y en la mayoría de los casos conveniente, que aparezcan esas personas. Añaden a las imágenes vitalidad, dinamismo, equilibrio e incluso misterio. He preguntado al “fotógrafo”, qué criterios de composición utiliza para superar la mera anécdota y conseguir que esos azarosos transeúntes se conviertan en piezas clave de sus visiones urbanas. Racionalmente no lo tiene claro. Una vez más hace lo que más le gusta; salirse por la tangente. Me habla del azar, del equilibrio fugaz, del instinto, del golpe de vista súbito. En fin, lo de siempre. Bien es verdad que manejar con talento esas variables urbanas tan imprevisibles resulta complicado, pero claro, este individuo-fotógrafo no tiene ninguna responsabilidad ante nadie, lo cual supone que puede permitirse fotografiar incansablemente y esperar que sea la suerte la que decida. Me dice que: -la cuestión estriba en trascender la “casualidad”, para llegar a una fotografía en la que se combinen los componentes azarosos equilibradamente y concluir en una imagen donde haya preguntas, medias respuestas, misterio, sugestión y belleza-. ¡Qué bonito! –le digo-. Le pregunto por el título de la serie y me contesta que podría ser -Las ideas interesantes-. Le hago notar que tenga cuidado con los valores y palabras que maneja, porque se le pueden volver en contra. Le propongo que lo cambie por -Las bellas ideas-,  y para apoyar mi argumento le cito a René Magritte: Creo firmemente que la expresión “interesante” perjudica a una idea bella: el interés es para la idea. Las que necesitan para “pasar” por elocuencia, por ejemplo, son incapaces de valer por sí mismas”. No sé lo que hará. 

Pepe Fuentes ·