6 ENERO 2012

© 2011 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2011
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-DIGITAL-
Fecha de diario
2012-01-06
Referencia
5500

…El viernes dieciséis, una joven doctora, amable y acogedora, nos dijo que probablemente el lunes le darían de alta para que le cuidáramos en casa con la ayuda de un equipo médico a domicilio. El sábado, a primera hora de la mañana, recogí en el aeropuerto a su hija pequeña y sus dos nietas que venían a verle desde Reading. J., esa mañana, estuvo animoso y seguro de que su estancia en el Hospital terminaría pronto. Sin embargo, el domingo dieciocho, su ánimo comenzó a ensombrecerse. Algo intuía, sin duda. Su hija mayor, que estuvo toda la mañana con él, me contó que estuvieron charlando y que J. habló de hechos de su vida que nunca había contado. Sin embargo, por la tarde, en el momento de despedirse, cuando su otra hija le dijo que se preparara porque el día siguiente había grandes probabilidades de volver a casa, él dijo enérgicamente que no, ” no me voy a ir porque mañana me voy a poner malo”. Así fue. El lunes diecinueve, le ayudé a desayunar y, poco después, en presencia de su mujer, tuvo un desfallecimiento que duró unos instantes eternos. Después de un reconocimiento nos dijeron que había tenido un trombo que había afectado a los dos pulmones. Las posibilidades de volver a casa se esfumaron, como él había predicho… 

Pepe Fuentes ·