13 MAYO 2015

© 2010 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2010
Localizacion
Turín (Italia)
Soporte de imagen
-120 MM- ROLLEI SUPERPAN 200
Copiado máximo en soporte baritado
3
Fecha de diario
2015-05-13
Referencia
4427

Vuelvo a Turín, a la que viajamos hace ya cinco años. Deambulamos por ella unos pocos días y, como siempre hacemos en las ciudades que visitamos, nos sentamos en las plazas, calles y soportales a ver el movimiento de sus gentes y de los forasteros. En Turín, también, a beber –dry martini– a la sombra. Claro, así no hay forma de hacer una obra de la profundidad de la de Pajak, o de enloquecer como Nietzsche, o de suicidarse como Cesare Pavese. La ciudad nos gustó tanto que prolongamos la estancia unos días más de los que teníamos previstos. Pero no tanto como Pajak, cuatro años: “Turín: sobria, anchurosa, exaltante -¡y de una gran melancolía!-. Aquí no existe la alegría; tanto mejor. Nada que recuerde la exuberancia agobiante de los Meridionales”;  o Friedrich Nietzsche:He elegido Turín para que sea mi patria…”; o Giorgio de Chirico que pintó incansablemente sus plazas: “En Turín todo es aparición. Uno llega a una plaza y se da de bruces con un hombre de piedra que te mira como sólo son capaces de hacerlo las estatuas”.