31 AGOSTO 2015

© 2015 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2015
Localizacion
Segovia (España)
Fecha de diario
2015-08-31
Referencia
5102

…EPÍLOGO: para terminar la historia del -breve viaje– no tengo nada, pero el mes tiene treinta y un días y me sobra hoy. Pero con este diario pasa como con el tiempo real, el de vivir, y es que aunque te sobren unas horas de cualquier día no puedes echar el cierre al negocio, o guardarlas para mejor momento, el de la diversión, por ejemplo; no, tienes que vivirlas aunque resulten molestas o incluso dolientes. En Segovia, el tiempo, nuestro tiempo allí, lo vivimos en buena sintonía con lo que nos rodeaba. Probablemente nos dejamos muchas cosas por hacer, pero no lo sentimos así porque concluimos el viaje sin pena y quizá no volvamos nunca; o sí, porque todo dependerá de que en el momento de iniciar un viaje Segovia se encuentre a la distancia justa que nos apetezca cubrir desde nuestra casa. 
Al corazón del hombre con red sutil envuelve
el tiempo, como niebla de río una arboleda.
¡No mires: todo pasa; olvida: nada vuelve!
Y el corazón del hombre se angustia… ¡Nada queda!
Antonio Machado

P.S: que nada tiene que ver con lo que he venido escribiendo estos últimos días y sí con hechos que aluden a mis antecedentes en el mundo: hoy, precisamente hoy, hace cincuenta años que murió mi abuelo, José Fuentes Maseli (el señor pepe). Curiosamente, tenía un cierto parecido físico con A. Machado (en la fotografía de hoy) pero en nada más, porque mi abuelo no fue intelectual, ni poeta, ni artista, ni nada de nada; como yo. Las constantes genéticas se suceden inexorablemente, al menos entre los míos.        

Pepe Fuentes ·