27 AGOSTO 2016

© 2009 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2009
Localizacion
Madrid, (España)
Copiado máximo en soporte baritado
2
Fecha de diario
2016-08-27
Referencia
3496

DIGRESIÓN SEIS. Kiki, el amor se hace (2016) Director: Paco León. Guión: Paco León y Fernando Pérez, Intérpretes: Paco León, Ana Katz, Belén Cuesta, Natalia Molina, Alex García, Candela Peña, Luis Bermejo, Mari Paz Sayago, Alexandra Jiménez. Divertida y desinhibida película donde Paco León muestra una magnífica, lúcida y sensata, a la vez que vital, manera de entender, afrontar y resolver las contradicciones que suscita el deseo sexual. Sospecho que hay pocas personas que sientan su deseo del modo habitualmente entendido como “normal” (como manda la santa madre iglesia), a no ser que estén aquejados (o no) de una anodina falta de singularidad. El modo de vivir el sexo marca de algún modo la personalidad, creo, aunque ahora no sé muy bien cómo. Lo único que me parece evidente es que vivir y practicar sexo siempre será válido, se haga lo que se haga, siempre y cuando no se inflija daño a nadie. Al parecer existen y están descritas multitud de lo que se vienen a llamar filias sexuales (lo he visto en Wikipedia) pero, en el caso de esta película, Paco León solo utiliza cuatro o cinco para desacralizar la –normalidad- sexual y lo hace con fluidez y gracia. Las cinco historias de amor y sexo se suceden e intercalan a lo largo de la película y el conjunto resulta gozoso. Hay filias muy divertidas e inocentes como la Coreofilia: atracción por el baile erótico; o la Crurofilia: atracción por las piernas (a la que podría apuntarme) e incluso la Eufilia: atracción por las buenas noticias pero yo no tengo ninguna de ellas y, mucho me temo, que ninguna otra. Menudo rollo. Quizá me sienta un poquito motivado por las puestas en escena exhibicionistas, como las anunciadas en la puerta, la de la foto, pero levemente, porque no siento pulsiones irresistibles ante el cuero y el látex, por ejemplo. A mí me interesa y mucho el sexo en general pero no soy especialista en nada, ni tengo filias, ni nada que me defina especialmente (que yo sepa). Soy un heterosexual corriente, vamos. Pero muy motivado con el asunto. De cualquier modo, solo estoy hablando de una estupenda y divertidísima película, y apenas de sexo.    

Pepe Fuentes ·