17 MAYO 2017

© 2014 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2014
Localizacion
Cracovia, Polonia
Fecha de diario
2017-05-17
Referencia
7764

DIGRESIÓN CUATRO: Mimosas (2016) España. Guión y dirección Oliver Laxe. Intérpretes: Ahmed Hammoud, Shakib Ben Omar, Said Aagli, Ikram Anzouli, Ahmed El Othemani, Haid Fardjad, Margarita Albores, Hwidar. Al parecer Sijilmasa existe (lo he visto en Internet), aunque viendo la película parece que no, que es un lugar mitológico, simbólico tal vez, que viene a suponer el fin de un camino iniciático, épico, espiritual. Una epifanía que solo puede conducir al sacrificio, o quizá a la salvación. Una caravana transporta a un anciano y moribundo Sheikh, hombre de rostro e imagen impresionante, de una belleza antigua que parece haberse tallado por la dureza de las inclementes montañas del Atlas. En la caravana, cuando están a punto de desistir de la epopeya, aparece un personaje enigmático, Shakib, que asume el liderazgo de la empresa y que repite insistentemente: “si tú puedes hacerlo, yo puedo hacerlo mejor”. Oliver Laxe cree en Dios, no sé en cuál de ellos, pero en alguno cree porque se nota en la mística que exhala su historia, aunque tal vez sea una creencia panteísta, no lo sé. El transfondo de su historia tiene que ver con concepciones panteístas, algo así como: “Todo cuanto es, es en Dios, y sin Dios nada puede ser ni concebirse”. Baruch Spinoza. Soy decididamente refractario a todo lo que aluda, aunque sea indirectamente, a concepciones que vayan más allá del ser carnal que somos, mortal y olvidable (también por Dios, claro). Sin embargo, puedo tolerar muy bien historias parecidas si me las cuentan con belleza y misterio, como es el caso. El iniciático viaje a través del Atlas es de una belleza convulsa y transcendente, inolvidable. Los personajes protagonistas y otros semblantes que aparecen en la historia parecen venir de una desconocida noche de los tiempos. Rostros de una bellísima fealdad, rientes e insondables, viven con unos valores incomprensibles, pero en los que subyacen la lealtad y el compromiso. Me alegro mucho de haber visto esta soberbia historia que busca incasablemente el mito y el misterio de vivir.

Pepe Fuentes ·