15 MAYO 2018

© 2018 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2018
Localizacion
Lisboa (Portugal)
Soporte de imagen
-120 MM- SFX 200 (800)
Fecha de diario
2018-05-15
Referencia
8431

DIGRESIÓN CINCO: Muchos hijos, un mono y un castillo (España, 2017). Guión y dirección: Gustavo Salmerón. Reparto: Documentary, Gustavo Salmerón , Julia Salmerón y demás familia. Julita dice, para explicar su eterno afán de guardar los más heterogéneos objetos: no puedo desprenderme de ellos porque forman parte de mi vida. Y sí, su síndrome de Diógenes, el de todos, consiste en eso, en guardar y guardar (el mío miles de fotografías), quizá porque no se confía mucho, ni en la memoria, ni en uno mismo. Gustavo monta un documental sobre su familia, de prolijo desarrollo de hechos, objetos y surrealismo. El continuado y genial monólogo de Julita es hondamente existencial, incorporando un obsesivo y coherente diálogo con la muerte por venir. Ajusta cuentas con el pasado, con sus incoherentes coherencias, con su fe, aparentemente perdida, sobre la que reflexiona que, “tenerla no cabe en cabeza humana medianamente sensata”. Aunque, puestos a elegir, mejor tener fe que no, porque ayuda a vivir, según dice. Gustavo habla de su madre, protagonista absoluta del documental y de la vida de toda la familia: “Pero mi madre siempre fue como se ve en pantalla. Lo que yo he tratado de conseguir en mi carrera como actor, alcanzar la verdad, mi madre lo logra de manera automática. Es una especie de Gena Rowlands, con capacidad inmensa para trascender”; también dice, Julia es una mujer insatisfecha y a la vez disfrutona”. Y sí, así aparece y así, al parecer, ha sido su inaudita vida, con un mono y un castillo, además de hijos y marido, todos cautivados por ella, al menos aparentemente. Gozoso documental, aunque me molestó un poco una cierta precariedad en la realización, que afea el resultado. En ese sentido, y quizá por una cierta analogía, aunque lejana cultural y cinematográfica, tengo como referente absoluto de las creaciones testimoniales y familiares El desencanto, sobre los Panero, de Jaime Chavarri (1976), pero claro, los planteamientos y el perfil de los protagonistas son muy distintos. Ésta última, multipremiada y entusiásticamente aplaudida por la crítica, aun siendo estimable, no pasará a la historia como lo hizo El desencanto.

Pepe Fuentes ·