20 JULIO 2019

© 2019 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2019
Localizacion
Toledo, (España)
Soporte de imagen
-35 MM- ILFORD DELTA 3200 (800)
Fecha de diario
2019-07-20
Referencia
9367

A PROPÓSITO DE MIS ÚLTIMOS PASEOS con Míster Brown, por las mañanas, en los que me he llevado la vieja cámara pequeña y he fotografiado un poco: una cantera, un castillo, trincheras de la guerra civil, alfombras abandonadas a la intemperie, ásperos cerros, grafitis en pleno campo, y algunas cosas más que ahora no recuerdo. También culebras (3); sin embargo vi zorros (2) en días consecutivos y muy cercanos a mi casa que no fotografié, y cervatillos (3) a menos de cinco kilómetros, que tampoco fotografié. El día que me encuentre con leones y anacondas cambiaré el campo por la ciudad, aunque allí me encuentre con personas (probablemente más peligrosas y, desde luego, más pesadas). Conclusión: lo que sí tengo claro, cada día más, es que el pequeño crédito temporal que me queda hasta que esto acabe, debería pasarlo ensimismado en torno a esas quimeras, es lo más propio y natural que me puede pasar. No me hace daño y me entretiene mucho. El mundo cada vez me parece más estúpido e inapropiado para mí. El otro día, en una interesante película, los protagonistas, cuatro jovenzuelos que se disponen a cometer una fechoría, se disfrazan de viejos porque: “un viejo es lo más parecido a ser invisible”. Tenían razón.  De un tiempo a esta parte percibo mayor hostilidad y desde luego indiferencia por parte de un mundo poblado de gentes jóvenes, todos son jóvenes; los viejos también somos muchos pero habitamos, que no vivimos, en reservas de silencio. Prescindibles y molestos siempre. Con esa desoladora perspectiva, me refugiaré, cada día, en ásperos cerros y castillos abandonados (todos lo están) y, como presencias súbitas y sorprendentes, preferiré a las culebras, aunque siempre me hayan asustado tanto. Ah, y en cuanto a la supuesta necesidad de comunicación la tengo resuelta porque, para hablar, ya tengo a Míster Brown.

Pepe Fuentes ·