"En cierto sentido, la poesía es como tomar fotografías, mientras que la prosa es como filmar con una cámara cinematográfica". Paul Auster

© 2007 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2007
Localizacion
Los Angeles (EE.UU.)
Soporte de imagen
-35 MM. Kodak. High-Speed Infrared 400
Copiado máximo en soporte baritado
2
Fecha de diario
2016-07-15
Referencia
7509

DIGRESIÓN UNA (3): La felicidad y el suicidio. Luis Antonio de Villena, (2013). Ebook …Y también el suicidio, como reacción ante la imposibilidad de vivir que puede anidar en determinados espíritus y que desemboca en la decisión de acabar con la propia vida. Claro, en esta obra es ineludible que se aborden pertinentes aproximaciones a posibles causas, todas ellas honorables, cómo no: “Mis queridos amigos: alegraos y no os sorprendáis. La impotencia y la vejez son muy tristes compañeras en los últimos años de la vida. Yo quiero daros un buen ejemplo y un buen consejo. Tenéis el poder, como veis, de no aguardar la vejez; podéis partir voluntariamente antes de que llegue, como voy a hacerlo yo.” Petronio. La grandeza del suicidio consiste en que siempre es uno mismo quien lo decide, por lo que siempre será un inviolable y sacrosanto derecho: seguir o dar por terminada la representación del vivir si el relato resulta tedioso, o lo que es peor, doloroso. Detener el latido del corazón porque ya no merezca la pena que continúe tirando de nuestro cuerpo si este no encuentra el sentido de continuar. Dice de Villena: “Soy un convencido pesimista (no sé si nato) que está seguro, por propia experiencia, de las sutiles y ágiles bondades del optimismo. Vivir encima, parece el lema. Pues nada pierdes viviendo, si ya has venido. Sonríe, sigue. La muerte (la tuya propia) va contigo. Si sabes, incluso te ayudará, llegado el momento”. Suscribo consciente y plenamente estas palabras (a mí también me interesa el negocio de la vida), aunque la diferencia de la representación esté, en lo que a mí se refiere, en que no suelo sonreír porque esa gracia no venía en la bolsa de ADN que me dieron al llegar y encima no puede adquirirse de ningún otro modo después…    

© 2007 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2007
Localizacion
Los Angeles (EE.UU.)
Soporte de imagen
-35 MM. Kodak. High-Speed Infrared 400
Copiado máximo en soporte baritado
2
Referencia
7510
© 2007 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2007
Localizacion
Los Angeles (EE.UU.)
Soporte de imagen
-35 MM. Kodak. High-Speed Infrared 400
Copiado máximo en soporte baritado
2
Referencia
7511
© 2003 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2003
Localizacion
Parque Terra Mítica (España)
Soporte de imagen
-120 MM.- AGFA 100
Soporte de copias
ILFOBROM GALERY FB
Viraje
SELENIO
Tamaño
46,5 x 58,2 cm
Copiado máximo en soporte baritado
3
Copias disponibles
3
Año de copiado
2004
Referencia
1709
© 2007 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2007
Localizacion
Disneylandia (Los Ángeles, EE.UU.)
Soporte de imagen
-35 MM. Kodak. High-Speed Infrared 400
Copiado máximo en soporte baritado
1
Referencia
4721
© 2007 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2007
Localizacion
Disneylandia (Los Ángeles, EE.UU.)
Soporte de imagen
-35 MM. Kodak. High-Speed Infrared 400
Copiado máximo en soporte baritado
1
Fecha de diario
2014-07-01
Referencia
4722

DIGRESIÓN UNA: diez de mayo. El Misántropo, de Molière, versionado y dirigido por Miguel del Arco. Dos horas de teatro espléndidas. Obra brillantemente interpretada, con una puesta en escena plena de sentido e inteligencia. Proyecciones sugestivas y bien realizadas en una de las paredes del callejón donde se desarrolla la historia. Música e iluminación sugerentes, atinadas y gozosas. Diálogos frescos, vivaces, acertados y magníficamente articulados, con sentido del ritmo y originalidad. En cuanto a la historia en sí y su adaptación, no por conocida en cuanto a las maquinaciones de supervivencia humanas resulta menos interesante porque las situaciones están creadas e interpretadas con garra, gracia y elocuencia. Ya se sabe, si no juegas, enloqueces o mueres. La coherencia, la sinceridad, la honradez a ultranza, solo llevan a la locura y a perder el “juicio por defecto de forma” como bromea Alcestes, el protagonista. Filinto, su amigo, es uno de los personajes clave. Aporta un contrapunto irónico a la perniciosa obsesión de Alcestes, un cinismo saludable y sonriente. Entiende la vida como lo que es, un juego de máscaras. No así Alcestes, y claro, el fatídico protagonista llora y se retuerce de impotencia. Personaje trágico que renuncia a la vida satisfecha y autocompasiva a cambio de una ridícula obsesión, supuestamente pura y plena. Un mártir, un tonto; pero como me pasa con todos los tontos místicos no puedo evitar empatizar un poco con él (será porque tengo algo de ambas manías). No hay salida: representar, disimular; jugar o morir. Se queda solo porque nadie quiere saber nada de alguien que no se ayuda y, de paso, a los que viven alrededor. Estamos todos tan desorientados y exhaustos, tan necesitados, que por eso me extraña tanto el apabullante éxito de las religiones, de todas, tan estúpida y torpemente intransigentes, pero eso es harina de otro costal.
PS: esta vez no es necesario porque, una vez escritas estas impresiones cayó en prensa la referencia crítica de Ordoñez (mi oráculo teatral) y esta vez estábamos de acuerdo en todo: a él le gustó muchísimo y a mí también. 

Edificios de interiores impolutos pero tristes…

“Jardín cerrado al tiempo / y al uso de los hombres...”. Álvaro Mutis.

El inquietante misterio de los espacios cegados…

"...todo en esta vida es tan misterioso como la carretera de Sintra, y todo es novelable. Y sencillo…" Patricia Highsmith

Una tentación: las perspectivas, el recurso fácil de la falta de inspiración…

¡Viva la gente!... Solo si duermen la siesta lo bastante lejos para no oír sus ronquidos…