6 ABRIL 2009

© 2009 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2009
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ROLLEI-INFRARROJA 400
Copiado máximo en soporte baritado
2
Fecha de diario
2009-04-06
Referencia
3423

Doce de febrero; la mañana había empezado como todas. Me encontraba en el estudio, con el ordenador dislocado: de vez en cuando se apagaba y perdía todo lo escrito, lo que me irritaba sobremanera. Por si fuera poco, llevaba unos días notando ruidos chirriantes y quejumbrosos  en las paredes y en el techo; además me parecía que el estudio encogía y el aire se adensaba, creándome una cierta sensación de inquietante ansiedad. A las diez y media decidí largarme; no soportaba la idea de permanecer dependiendo de los azarosos apagones de mi ordenador enfermo y oyendo los ruidos lastimosos a mi alrededor. Antes de irme hice esta fotografía de mi trastornado estudio, cargué las cámaras en el coche y decidí conducir sin rumbo, o al menos me daba igual hacia donde dirigirme. Pensé, -para variar podías ponerte un objetivo, fotográfico claro, porque vives sin ellos y eso hace que tu espíritu se ablande como materia daliniana-. Decidí ser imperativo y me dije, –harás  las siguientes fotografías: a un árbol, a una zanja o agujero, a un montón de algo, a una piedra, a un charco (no hace falta que te metas dentro, hoy no lo soportarías), a un camino, a una vaca o en su defecto un perro-. Me encantó la idea. Pensé: -deberías estar satisfecho de ti mismo, hay que ver lo ocurrente que te pones a veces-. Por primera vez en la mañana me sentí un poco más animado.