28 NOVIEMBRE 2010

© 2009 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2009
Localizacion
Emma Louise, (Toledo)
Soporte de imagen
-120 MM- NEOPAN 400 (3200)
Fecha de diario
2010-11-28
Referencia
4144

Hola Gabriel. Feliz día y cumpleaños (treinta y cinco, nada menos). Acabo de leer la carta que te dirigí el año pasado en este diario. Casi no entiendo nada de lo que decía entonces. En fin, me parece que a medida que pasan los años cada vez sobran más palabras. Aunque no son exactamente ellas, las palabras, las que resultan prescindibles. Cuanto más diversas y matizadas se utilicen, mejor. No sé, porque tal vez lo más importante sea lo que  se hace, o lo que es lo mismo, lo que se es. A veces hacemos demasiadas cosas innecesarias que enturbian la inteligencia y desenfocan nuestro lugar en el mundo. Siempre he pensado que tú eres un hombre de acción clara y diáfana. Precisa. Aunque un poco sensiblero como yo (eso no ayuda en casi nada), siempre has tenido una idea bastante certera de lo que más te convenía en cada momento. Moviendo viejos papeles, me he encontrado con el informe de resultados de un inventario de personalidad que te hicieron en el colegio, cuando tenías once o doce años (no está fechado). En él, entre los diversos rasgos analizados, en el que se refiere a Emprendedor-Cohibido, dicen: “Es emprendedor, socialmente atrevido, aventurero y a veces soñador”. Hay otros apartados con diagnósticos tan bonitos como éste, y otros manifiestamente contradictorios. Te cuento esto, no solo por el informe redescubierto hace un rato, sino porque me lleva a reafirmarme en que, independientemente de prometedoras cualidades, lo importante es cómo uno llega a materializar y concretar sus opciones, a jugar sus cartas, y en eso siempre has acertado. Aunque hablemos todas las semanas, sólo nos vemos una vez al año, pero me siento tranquilo comprobando como llevas tu vida, en tu entorno y con tu familia. Todo está bien. Lucía Mae y Emma Louise son y están fantásticas. Tú y Jackie también. Todo está bien. Nosotros también estamos bien; casi estupendamente, diría. Luego, todo está bien (ahora).