8 ENERO 2012

© 2011 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2011
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-DIGITAL-
Fecha de diario
2012-01-08
Referencia
5486

…De vez en cuando, sonreía y se llevaba la mano a la frente con gesto concentrado y ausente. Quizá, las visiones que poblaban su consciencia eran bellas, o quizá recordaba momentos gratos de su juventud o de su vida. A pesar de esos gestos apacibles, verle así dolía. El anunciado e ineludible final, provocaba un pesar difícil de soportar. Su forma de ser y estar habitual, amable, formal y silencioso, se había relajado, y ahora parecía otro hombre, distinto; daba la impresión de que se había liberado de sus ataduras y formalismos. Se mostraba cercano, sonriente. Miraba lo que le rodeaba con un cierto desenfado y distancia. “No entiendo nada” decía a veces, pero pronunciaba esas palabras con pasmosa tranquilidad y burlona indiferencia. Realmente, no entender, no parecía importarle demasiado, sino más bien darle alas. Dieron las nueve y salí de la habitación. Él se quedó, acompañado por uno de los suyos y por su quimera. Tuve la sensación de que esa noche ocurriría algo; tal y como se había manifestado, con su mirada concentrada en un más allá que nosotros no podíamos ver, no podía concluir con una noche plana, como si todo fuera como cualquier día corriente. Pensé en la muerte como suceso posible porque todo parecía indicar que eran sus últimos gestos. Su última noche…

Pepe Fuentes ·