2 ENERO 2013

© 2011 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2011
Localizacion
pepe fuentes, Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ACROS 100 (50)
Copiado máximo en soporte baritado
2
Copias disponibles
1
Fecha de diario
2013-01-02
Referencia
6208

MI MENSAJE DE BUENOS PROPÓSITOS PARA 2013:
De unos años acá, suelo enviar un mensaje de felicitación a mis escasos conocidos y amigos. Cada año doy de baja a algunos (los que se han portado mal o no me han dispensado la debida atención) y de alta a otros, cuyo comportamiento iré observando por si tengo que quitarles de la lista. El número total se mantiene sin altibajos (siempre menos de diez). El mensaje de este año ha sido este:
Hola: dentro de un rato acabará un año y comenzará otro, y aquí estoy, en el paraíso (no hay otro), medio desanimado pero vivo todavía, deseando que el nuevo nos sea propicio y seamos todos muy “dichosos”. A pesar de que tengo la sensación de no vivir en el mundo real, me han llegado algunas malas noticias del pasado año y otras en el sentido de que, el que acaba de aparecer, también será feíto y defectuoso. Aunque vivir me sale discretamente y sin estruendos, me gustaría que todo fuera más agraciado y gracioso. Obviamente, a vosotros, los que recibís este mensaje (muy pocos y elegidos), os deseo lo mejor (al resto del mundo también un poco, pero con menos interés porque no los conozco). No consigo involucrarme con lo que está más allá de mis narices pero la buena reflexión, me parece, es la siguiente: -si consigo ser mejor en lo mío y con los míos, y hacer las cosas que me tocan estupendamente y todo el mundo hace lo mismo, todo irá mejor para uno, y de paso para los demás, seguro- (que barbaridad, parezco Mariano R.). Este recado no es broma (bueno, un poco sí) porque se trata de un propósito para mejorar radicalmente, eso sí, en plan individualista e interesado (cada uno a lo suyo, que no están los tiempos para distracciones y generosidades improductivas). Faltaría más. Mucha suerte para todos, alejaos de la gente inadecuada y a la mierda con las vidas amorfas y prejuiciosas. Ah, y salíos con la vuestra siempre que podáis, sin mala conciencia, porque seguro que os lo merecéis. Besos y abrazos”. Dicho queda

Pepe Fuentes ·