9 ENERO 2016

© 1982 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
1982
Localizacion
Marrakest (Marruecos)
Soporte de imagen
-35 MM- TRIX 250
Tamaño
12,5 x 19 cm
Copiado máximo en soporte baritado
1
Fecha de diario
2016-01-09
Referencia
518

DIGRESIÓN DOS. Le chagrin des oiseaux (Timbuktu), Mauritania (2014). Guión y dirección Abderrahmane Sissako. Intérpretes: Abel Jafri, Hichem Yacoubi, Kettly Noël, Pino Desperado. Película basada en hechos reales. En dos mil doce la ciudad de Tombuctú cayó bajo el dominio asesino y ciego de yihadistas. Carezco de información más allá de las noticias que nos llegan de los hechos más evidentes, luego apenas si puedo sustentar ideas u opiniones; sin embargo, sí son nítidas las sensaciones que me provocan: repugnancia y profunda aversión. Ellos esgrimen y se parapetan en absurdas creencias y dogmas. No obstante, todos esos despropósitos y falaces argumentos difícilmente podrían sostenerse sin la iniquidad humana y la imperiosa necesidad de ejercer poder y dominio sobre los demás. Con un Dios creado a partir de fabulaciones mitológicas y unas quiméricas leyes escritas por hombres fanatizados, las coartadas para la infame tragedia están servidas. Es el caso de los islamistas radicalizados que están al servicio de lo que ellos llaman sharia y que les permite condenar y eliminar a todos aquellos que no compartan o acaten esas absurdas y represoras leyes. La película describe a unos personajes que viven ese infierno: víctimas y verdugos. La brutal injusticia no ofrece duda ni tregua para consideraciones o matices. La historia es narrada con fuerza y convicción, en un escenario bellísimo y radiante. Todo sucede con una fuerza inexorable y desesperante. Evidencia un radicalismo torpe, primario, que combate a tiros cualquier atisbo de comprensión inteligente y compasiva del hecho de vivir. No, no cabe la indulgencia para esos seres en el escalón más bajo de la humanidad, capaces de infligir el mayor daño a sus semejantes ocultando su cobardía en el escudo de la fe en su “verdad”. Afortunadamente, ahora, la situación en la ciudad y en Mali ha mejorado, pero empeorado en otros países. Qué lástima que en lugares de gran belleza suceda tanta irracional fealdad.