14 JUNIO 2019

© 2019 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2019
Localizacion
Uyuni, (Bolivia)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Fecha de diario
2019-06-14
Referencia
9252

PEQUEÑO VIAJE A LAS TIERRAS DEL INCA
Capítulo cinco: Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa (Bolivia),
diez de febrero, lunes
XV
“Ni la existencia prendida como una mariposa por un alfiler en el éxtasis entomológico, ni la vida inestable y vacilante de las cotidianidades sin destino me convienen, entiendo el viaje como un momento que es parte de un movimiento más general, y no como un movimiento por sí solo”.
Michel Onfray

A las diez y veinte conseguimos llegar a Uyuni. Paramos frente a una casita donde se bajó Abraham, que se fue sin despedirse siquiera. Le sustituyó su hija que fue indicando a Ibrahim, no sin equivocarse alguna vez, dónde estaba nuestro hotel (Tambo Aymara). Nada más parar frente a la puerta, de un todo terreno que había parado en la oscuridad, bajaron varios hombres jóvenes muy airados que se encararon con Ibrahim, reprochándole agriamente que tenía que haber llamado para dar noticias de dónde nos encontrábamos. Eran personas de la agencia que estaba gestionando nuestra estancia en Uyuni y se sentían responsables de nuestra seguridad. Al parecer, ya tenían preparada una expedición para salir a buscarnos en plena noche, por caminos, en la tormenta total, la de todas las noches en Uyuni. El que dirigía el comando de rescate, David, un hombre joven y atento, hermano de Alberto, nos pidió disculpas y nos llevó a cenar pizza que pagó, no sin antes recorrer varios restaurantes que ya habían cerrado. Volvimos al hotel y nos metimos en la cama, estábamos rotos por un apabullante cansancio…

COROLARIO: El día había terminado mucho mejor de lo que cabía esperar, dadas las circunstancias. El hecho de llegar sin mayor daño fue una suerte, ya que todo se había puesto en contra.

Pepe Fuentes ·