El fotógrafo y la sombra de la memoria… o "...el día de la muerte nada importa haber tenido una vida buena o mala". Kjell Askildsen

© 2012 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2012
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD DELTA 3200
Fecha de diario
2012-04-14
Referencia
5669

El Fotógrafo piensa, cuando el desaliento le ofrece un momento de descanso, que la eterna dialéctica de realidad/irrealidad, único sentido que siempre ha creído que tenía la fotografía, ya no lo tiene para Él. No, ciertamente Él no cree haberlo entendido nunca, y ahora menos. Ya no le queda tiempo. Ahora todo es un sinsentido. Antes también-…

© 2012 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2012
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD DELTA 3200
Fecha de diario
2012-04-22
Referencia
5673

…El Fotógrafo, pasa horas y horas recorriendo habitaciones polvorientas en las que habitan las arañas y el estruendoso silencio. Fotografía mucho, pero no sabe por qué. Tampoco le importa demasiado porque desde siempre ha sabido que el conocimiento le estaba negado, aunque en algunos momentos se acuerde de artistas con los que se siente acompañado, como Antonin Artaud: No os imagináis hasta que punto estoy privado de ideas… Lo que yo hago es huir de lo claro para aclarar lo oscuro”…

© 1980 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
1980
Localizacion
Asturias (España)
Copiado máximo en soporte baritado
2
Fecha de diario
2005-10-21
Referencia
566

Al día siguiente nos levantamos y partimos hacía  Santillana del Mar. A mitad de camino observamos que dos motoristas de la Guardia Civil que estaban parados en la carretera, al vernos pasar, montan rápidamente en sus motos y nos siguen. Nos paran y me dicen que llame inmediatamente a mi familia.

© 1987 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
1987
Localizacion
Toledo (España)
Viraje
SELENIO
Tamaño
20 x 25 cm
Copiado máximo en soporte baritado
1
Copias disponibles
1
Año de copiado
1987
Fecha de diario
2007-12-28
Referencia
919

El año que viene habrá novedades en esta web; muy pronto, quizá en Enero, cambiaremos todo esto. Tendremos un escenario distinto que se llamará igual; mantendremos lo esencial y eliminaremos todo lo demás (*). Milrayas, equipo de gente simpática y creativa, está diseñando y programando. Nosotros también colaboramos en el diseño, creamos y trabajamos los contenidos. Creo que el resultado será espléndido, es más, no hay otro sitio que muestre obra personal de fotógrafo que también escribe un poco, o al revés, de forma tan extensa. Hasta el momento del estreno, escribiré de vez en cuando sobre el proyecto (en caso de que no tenga otra cosa que contar).

(*) la fotografía simboliza el escenario que abandonaremos.

© 2013 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2013
Localizacion
Tabernas, (Almería)
Viraje
CLORURO ORO
Tamaño
18 x 22,7 cm
Referencia
6637
© 2012 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2012
Localizacion
Aranjuez (España)
Fecha de diario
2015-10-02
Referencia
6103

DIGRESIÓN DOS. Homer y Langley, E.L. Doctorow (2009). Novela. Trata de la recreación de la vida de los hermanos Collyer, que nacieron y vivieron en Nueva York, en la casa familiar de cuatro plantas heredada de sus padres. Lo peculiar: acumularon a lo largo de casi cuarenta años (después de la muerte de sus padres) en los que apenas salieron de su casa, en torno a doscientas toneladas de todo tipo de objetos, principalmente diarios y publicaciones de esas cuatro décadas. Además de pianos y todo tipo de artilugios mecánicos (hasta un coche en el salón principal). Ambos aparecieron muertos, prácticamente enterrados entre basura. Doctorow construye una posible biografía de ambos hermanos en la que se aprecia una aterradora bajada a los infiernos. Lo más sobrecogedor de esas vidas y de la narración de Doctorow es la absoluta e ineludible naturalidad con la que discurre ese cúmulo incesante de extravagancia y automarginación. Pero, al mismo tiempo, y a medida que avanzas en la lectura, tienes la sensación de que esas vidas solo podían ser como fueron. No podían ser otras, tenían que ser esas. Destinos inexorables y por lo tanto equilibrados y con un sentido fatal pero armónico. La historia está narrada en primera persona por Homer, el hermano ciego desde la adolescencia. Éste se refiere a Langley como el “responsable” de la intendencia y orden de la gran mansión. Langley, aquejado de mil manías, obsesivas y descabelladas pero imprescindibles. Opina Homer sobre él: “Parecía darle el impulso mental que requería para seguir adelante: un trabajo sin más finalidad que sistematizar su propia visión lúgubre de la vida”. En la novela, la voz de Homer, cuenta como la vida de ambos se va desquiciando, como van abandonando sus sueños, y se van entregando al abandono combativo en su mundo, que no es otro que su propia casa. Elegí leer esta novela porque intuí que la entendería bien y creo que ha sido así. Tanto la he entendido que apenas se me ocurre nada que decir, sencillamente porque apenas si la historia sale de mis coordenadas, por lo que me falta perspectiva para hablar de ella. Dice Homer de sí mismo: “Al fin y al cabo, yo era una persona que se pasaba casi todo el día sentado en su casa, viviendo sin el complemento normal de amigos y conocidos, y sin una ocupación práctica con que llenar sus días, un hombre cuya vida no había dado más fruto que una conciencia excesiva de su propia inutilidad…¿quién podía echarme en cara que actuase como un necio?” E.I. Doctorow
En internet existen fotografías del estado en que encontraron su casa y de ambos hermanos. Obviamente, no puede haber ningún testimonio gráfico de esta historia superior a esas fotografías. Por eso, en mi modesto provincianismo, acompaño una imagen de una habitación de una casa de aquí cerca, donde un tipo solitario se dedicó a la cría obsesiva de pájaros. Tenía jaulas en todas las habitaciones. Murió solo y olvidado. Con sus pájaros.    

El poderoso influjo de los montones, de lo que sean, en mi atribulada manera de ser, o tal vez solo de estar…

Mi última casa…donde probablemente moriré…

"Lo que el mundo ofrece de visible es lo bastante rico para constituir un lenguaje evocador del misterio". René Magritte

"Una fuerza sutil pero desbordante habita el vacío de esas casas abandonadas, esqueletos del tiempo, que encontramos con frecuencia en campos despoblados…". Rafael Argullol

Mis condenas: Desde hace trece años ya, voy y vuelvo por este camino a diario, siguiendo una flecha imperativa, como he hecho siempre…

Parafraseando a Julien Gracq: "El (escritor) fotógrafo no tiene nada que esperar de los demás. Créame, ¡sólo escribe para él!