El ludópata desapasionado…

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD DELTA 3200
Fecha de diario
2018-03-11
Referencia
1827

LAS COSAS COTIDIANAS. El cuarto oscuro II. Supongo, que los pocos fotógrafos analógicos (por definirnos de algún modo) que quedamos, copiamos por diferentes propósitos y todos ellos plenos de sentido, a saber: encargos profesionales, preparar exposiciones, vender copias, depositar en galerías y hasta ceder a museos. Nada de eso me sucede a mí, porque nadie espera ver mi trabajo. Yo lo hago para mis cajones vacíos y cajas de distintos tamaños (ya casi no me quedan); en resumen, no sé por qué copio, en realidad ya no sé por qué hago nada de lo que hago. Me estoy quedando sin coartadas. Anoche leí un ratito a mi penúltimo descubrimiento literario (el último es Sergio del Molino): Manuel Vilas, Lou Reed era español, “La vida es violencia secreta. Esconde el crimen contra uno mismo”. Pues eso, ahora, cada día, me inflijo e impongo actividades y, aunque no sean del todo tormentosas, sí carecen de sentido, y lo malo es que me doy cuenta…
Datos de copiado de la fotografía de hoy:
Formato negativo: 120 mm (Ilford Delta 3200)
Ampliadora: Beseler 23 CII (objetivo, Componon 100 mm)
Papel: Ilford Multigrade FB (Baritado)- Brillante
Tamaño: 22*28 cm
Grado de filtro: 4
Tiempo de exposición: 6”
Reveladores: Centabrom y Eukobrom (combinados por ese orden)
Fijador: Tetenal o Ilford (dos baños)
Eliminador de Hipo: fórmula propia
Virador: Selenio (Kodak o Ilford)
Secado y planchado
Copias realizadas: 2
Destino: caja de cartón en un mueble ad hoc
Tiempo de guardado en la caja: inespecífico (seguramente hasta mi muerte, momento en el que terminará en un contenedor de basura urbano)

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD DELTA 3200
Fecha de diario
2019-11-01
Referencia
1553

EL CINCO DE OCTUBRE, SÁBADO, FUIMOS A UN CONGRESO DE “MISTERIO” QUE SE CELEBRÓ en nuestra ciudad ¡¡¡Tiene narices!!! A estas alturas de nuestra vida haciendo estas cosas, absolutamente inéditas para nosotros. Pues sí, y por qué, por aburrimiento, seguro. Y también porque estaba cerca, al lado mismo de nuestra casa (llegamos enseguida dando un paseo), y también porque somos personas razonablemente inquietas e interesadas en todas las cosas probables e improbables que hipotéticamente puedan tener interés intelectual, artístico y hasta vivencial (últimamente procuro utilizar menos el término existencial, porque ya me viene grande). Pues bien, pagamos ciento diez eurazos por cada uno y allí que nos presentamos. Otro de los motivos que me impulsó a proponerle a Naty el asunto mistérico es que a veces escucho un programa de radio (podcast) llamado Espacio en blanco, que realiza y presenta un tipo simpático e informado, Miguel Blanco, desde hace más de treinta años, y que ejerce un indudable liderazgo en esos asuntos, dada la estupenda plataforma de difusión que maneja. El congreso estaba organizado por Planeta, que tiene una línea editorial dedicada a estos temas y en la que habían publicado los ponentes del congreso. Todo encajaba. La directora del negociado de la editorial y del congreso, que estaba presente, se pasó todo el día gustándose. Las ponencias que oímos, y no siempre escuchamos, las desarrollaré a partir de mañana…

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD DELTA 3200
Fecha de diario
2019-10-27
Referencia
1554

DIGRESIÓN ONCE. Todo lo que era sólido. Antonio Muñoz Molina (2013). Ebook: Seix Barral (2013). “No hay sitio ya para la autoindulgencia, la conformidad, el halago. Tampoco para la certeza, para ninguna certeza. Nada es tan sólido que no pueda desvanecerse mañana mismo en el aire”. Antonio Muñoz Molina. El título y la excelente portada de esta edición invitan a comprar y leer. Eso he hecho. Además, Muñoz Molina es uno de mis autores de cabecera (aunque no lea todo lo suyo). En este caso se trata de un ensayo sociopolítico que abarca desde la posguerra a la época de edición. Aunque diría que se ocupa principalmente de la época de la transición hasta ahora. Su diagnóstico no es bueno, y eso que el libro es de hace siete años. Desde entonces, la situación ha empeorado ostensiblemente, me parece. Es decir, los españoles hemos profundizado en nuestras deficiencias y agravado el clima social en casi todas las líneas de análisis que abre el autor: educación, cultura, comportamientos sociales y políticos, corrupción, madurez, responsabilidad cívica y algunos otros aspectos. Muñoz Molina hace un repaso muy bien estructurado y documentado sobre estas últimas décadas. Hace hincapié en la peligrosa derivación de la sociedad hacia tendencias nacionalistas y populistas, paletas y sumamente peligrosas. Según el autor, se ha producido un paulatino e incesante deterioro en la ética democrática básica que hace imposible una convivencia productiva y respetuosa. Coincido plenamente con él en las objeciones críticas a lo que nos está pasando; y, probablemente, mi pesimismo vaya todavía más allá por las evidencias que observo: las codiciosas ambiciones personales, el afán de notoriedad y poder, el incesante carrusel de vanidades, la corrupción de la clase política y la irresponsable falta de compromiso con el bien común de la población. Todos esos agravantes están creando una sociedad incívica e insolidaria que empieza a resultar irrespirable. Y lo peor de todo: los lerdos, horteras, antipáticos, gregarios, y profundamente incultos, no paran de conquistar territorio. Imparables.  La sociedad ha ido infectándose en la medida que las masas, acríticas y manipulables, han aplaudido entusiasmadas a triunfadores de medio pelo, vulgares y, en la mayoría de los casos, listillos sin mayor entidad que un cierto instinto para el fácil y nada esforzado oportunismo. No obstante, Muñoz Molina, hombre siempre animoso y bienintencionado, no desespera y, en los capítulos finales, se atreve a indicar posibles cambios que hagan a los españoles mejores ciudadanos y mejores personas. Sería de agradecer que quizá, cuando se cumplan diez años de la publicación, Muñoz Molina amplíe hasta ese momento sus finas observaciones. Amenísimo y lúcido ensayo. Un gusto haberlo leído.
Ya no nos queda más remedio que empeñarnos en ver las cosas tal como son, a la sobria luz de lo real. Después de tantas alucinaciones, quizás solo ahora hemos llegado o deberíamos haber llegado a la edad de la razón”. Antonio Muñoz Molina

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD DELTA 3200
Fecha de diario
2019-11-10
Referencia
1555

EPÍLOGO. Nuestro error: asistir a un “congreso” friki. Todas las aficiones, creencias, heterodoxias, militancias, manías, lo son. Yo mismo, sin ir más lejos, lo soy y mucho, pero de otras cosas. Lo cierto es que el asunto no era propio de nuestro mundo e intereses culturales; tan solo tangencialmente, por ciertas implicaciones estéticas que también tienen que ver con la fotografía, que es una vertiente de lo paranormal o alquímico. Pudimos comprobar que, como en todas las aficiones fou, o perteneces a ese mundo o mejor dejar pasar la opción de acercarte. O estás dentro o estas fuera. Los curiosos no caben. Ellos (ponentes y aficionados), se movían como pez en el agua. Casi todos se conocían y manejaban referencias comunes y momentos felices compartidos. Por otro lado, prácticamente todas las áreas temáticas donde se mueven: ovnis, psicofonías, fenómenos paranormales, presencias, misterios, heterodoxias históricas, religiones, curaciones chamánicas…, son asuntos que se acaban en sí mismos, tienen poco recorrido filosófico, científico o intelectual. Además de estar íntimamente emparentados con las creencias. No hay desarrollo porque no hay elementos de contraste verificables. En un punto de la cadena de conocimiento, ésta se rompe y entramos en el terreno de la fe: “FE. Creer sin pruebas en lo que nos cuenta alguien que habla sin conocimiento sobre cosas incomparables”. Ambrose Bierce. No obstante, como somos personas bienintencionadas y ávidas de conocer, además de que a priori nos lo creemos todo y estamos abiertos a lo probable, a lo posible y hasta a lo imposible, nos acercamos para satisfacer nuestra curiosidad. Lamentablemente, los temas no nos cundieron, no fueron capaces (por ellos o por nosotros) de interesarnos y, en consecuencia, nos aburrimos y hasta dormitamos a ratos. Nos fuimos antes de tiempo, sin lamentarlo y, desde luego, no volveremos a la edición del año que viene.

Miscelánea: "El hombre, cuando no se lamenta, casi no existe". Antonio Porchia

La condición humana…

"Abrí el periódico y se me distrajo de inmediato la atención". Peter Handke

A Prometeo no se la acababa nunca la sombra…

Escenarios artísticos para funciones suspendidas por no estar escritas todavía...

Adoptando posturas interesantes ante la vida…