"El silencio es, como nuestra propia existencia, tan solo una construcción verbal. " Miguel del Arco

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Bucarest, (Rumanía)
Soporte de imagen
-35 MM- ILFORD DELTA 3200
Fecha de diario
2017-02-22
Referencia
7759

NOTICIAS DE LA DICHOSA NUEVA WEB XXII:  pero me apetece hacerlo, por la única razón de que me gustan mucho las palabras, mucho más que las fotos. Lo que más me habría gustado ser es escritor, o músico. Imposible. Los libros se titulan, los poemas se titulan, los cuadros se titulan, las películas se titulan, las sinfonías se titulan, hasta las personas se titulan con nombres, así que no entiendo la razón de no titular las fotografías. Pero no, casi nadie lo hace, y eso podría ser por indolencia, aunque no necesariamente. Quizá sea porque ni los fotógrafos creen en la fotografía ¡¡¡qué risa!!! En estos momentos estoy escuchando una entrevista a un gran pianista y compositor, Alejandro Pelayo, que dice que tiene dificultades con las palabras, que le gustaría titular con números para así evitar el transcendente compromiso que suponen las palabras, máxime porque él es músico y no poeta. No obstante, su último trabajo lo ha titulado: La herida invisible, espléndido título poético, que enriquece su trabajo, sin duda… 

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Bucarest, (Rumanía)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD DELTA 3200 (6400)
Fecha de diario
2016-11-04
Referencia
1984

LA VIDA INMEDIATA IV.…Claro, con esta tarea tan absorbente no tengo tiempo de leer (ni de nada) y eso es un grave problema porque no escribo. Sin lecturas no hay escritura. Así funciona la cosa. Y no porque siga los caminos que me señalan los escritores, que también, sino porque la cabeza no está en las palabras. Necesito acabar cuanto antes esta –misión imposible-y volver a leer, todo lo que pueda…    

© 2006 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2006
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-35 MM. Kodak. High-Speed Infrared 100
Soporte de copias
ILFORD MULTIGRADO BARITADO
Viraje
SELENIO
Tamaño
27,7 x 18 cm
Copiado máximo en soporte baritado
2
Copias disponibles
1
Año de copiado
2011
Fecha de diario
2011-04-30
Referencia
4714

…Más sobre el hecho de positivar y termino. Copio fotografías en papel, sencillamente porque si no lo hiciera la fotografía no existiría. Consecuentemente tampoco el fotógrafo (yo) como ser que ha vivido ese momento desde el deseo y la acción. El viejo y sabido apotegma de “lo que no se cuenta no ha existido” vale para la fotografía: “lo que no se materializa mediante el papel fotográfico no existe como fotografía” y, consecuentemente, tampoco como vivencia. Lo que se haga con esa copia poco importa. Me paro aquí, porque claro, si sigo el hilo del razonamiento llego a un territorio pantanoso y temible para mí. Existen mis fotografías si no las muestro? Existo yo como fotógrafo si no me preocupo de decir al mundo lo que hago y por qué? Existo como hombre que se afana y desea? (lo de esta página no deja de ser una coartada para conjurar mis pánicos, y solamente eso). Quizá sea como Peter Pan, que nunca quiso crecer, y grite como él: “morir será una aventura sensacional”. Ojalá consiguiera creerme algo así.

© 2015 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2015
Localizacion
Berlín (Alemania)
Soporte de imagen
-35 MM- SFX 200 (800)
Fecha de diario
2015-09-28
Referencia
2108

BERLÍN (del cuatro al nueve de agosto de dos mil quince). Foto 28
Ayer hubo elecciones en una región, pueblo, comunidad, nación o como quiera llamarse de un territorio hasta hace nada llamado España y han ganado los “malos” (ahora se parece más bien a un heterogéneo amontonamiento de “identidades” todas muy distintas y todas enfadadas unas con otras). Incomprensible y paradójicamente, uno de los países de mayor proyección mundial, es odiado por mucha gente, y casi todos son de aquí, por muy inaudito que parezca. Me produce una grandísima decepción y malestar esa circunstancia (a mí, los países cohesionados, por cultura, historia y propósitos, me parecen envidiables, al menos a primera vista). Donde se celebraron ayer elecciones (léase plebiscito más o menos encubierto) es un territorio que quiere separarse o más bien divorciarsede nosotros, del país al que ha pertenecido durante siglos, es decir, España. No, no quieren ser españoles (yo sí soy español, y por ende europeo, y no quiero separarme de esa realidad que me ha tocado en suerte). Me pregunto: ¿qué me puede importar que ellos me rechacen y que no formen parte de un espacio hasta ahora común? En buena lógica nada en absoluto. Es más, a lo largo de mi vida, cuando he sentido el rechazo de alguien he hecho un figurado corte de manga a quien fuera y he procurado que permaneciera lejos para siempre. Sencillamente les he eliminado de mi vida. Pues eso. Lo que inevitablemente me jode en todo esto es que, con el estúpido empeño de resistirnos a que se vayan, sin desearlo en absoluto las circunstancias políticas me hacen formar parte de los despreciados por esas gentes y sin modo de poder responderles adecuadamente. Los políticos de aquí me colocan en el equipo perdedor, representamos un estúpido papel diciendo algo así como: –quédate, anda quédate, por qué quieres irte, no te vayas que te queremos, anda quédate, que es mejor para los dos. Y ellos contestan, puede que sea mejor, pero es que no te quiero-. No, no me gusta, es un planteamiento insoportable, por lloroso, obvio y aburrido. De dar lástima, vamos. Ahora, racionalistas, economistas, historiadores, intelectuales y feligreses de lo políticamente adecuado o conveniente, se empeñan en hacer balances o inventarios de supuestas pérdidas para ambas partes. Sí, probablemente será así, pero es argumentar racionalmente contra las sinrazones emocionales (las cositas del corazón). A ese juego, a corto plazo, siempre pierde la razón. Así que, señores políticos, por favor, acaben cuanto antes con esta pantomima y déjennos vivir tranquilos de una puta vez a los que no nos interesan las monsergas sin sentido. No, a mí, que soy de aquí, no me apetece asumir el papel de abandonado, de malquerido, de perdedor; mientras que los de allí se crecen, y se crecen, van de míticos y épicos héroes despreciadores. Qué cansancio, por dios, diariamente con la monocorde cantinela que no acaba nunca: -me quiero ir, me quiero ir, me quiero ir-; por mí no quedaría, -se irían ya y así me ahorraría el hastío y malestar que me provocan-.Este “gracioso” grafiti se encontraba en los restos del Muro de Berlín. De ningún otro país había un improperio como éste, y, naturalmente, solo pudo dejar esa ignorante y lamentable mierda alguien con pasaporte español (por ahora y por poco tiempo, espero) que ayer votó a favor de perdernos de vista. Cuanta visceral incultura (por su parte, claro), qué puto asco…

© 2010 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2010
Localizacion
Milán (Italia)
Soporte de imagen
-120 MM- ROLLEI INFRARROJA 400 (1600)
Copiado máximo en soporte baritado
3
Fecha de diario
2017-02-24
Referencia
4444

NOTICIAS DE LA DICHOSA NUEVA WEB XXIV: ahora bien, tampoco las palabras estorban, a pesar del riesgo que pueda suponer empujar las interpretaciones en direcciones unívocas y limitadoras. Las palabras pueden enriquecer o empobrecer la imagen, todo dependerá del acierto en la elección, como en todo. Así que llegado a este punto la decisión es fácil: que cada uno haga lo que considere más conveniente o lo que le dé la real gana, faltaría más. En mi caso, como me gustan las palabras, pues pongo palabras, y ya está…

© 2005 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2005
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM.- ILFORD 25
Soporte de copias
ILFOBROM GALERY FB
Viraje
SELENIO
Tamaño
46,5 x 58,2 cm
Copiado máximo en soporte baritado
3
Copias disponibles
3
Año de copiado
2005
Fecha de diario
2006-01-06
Referencia
1881

EL ARTE Y EL DINERO. Me gusta tener dinero aunque sólo pienso en él  cuando noto la amenaza de su ausencia. Únicamente me interesa para pagar lo que necesito o me gusta: necesidades primarias, divertirme modestamente de vez en cuando, llevar a cabo mi obra fotográfica, adquirir los libros que necesito, viajar donde me gustaría fotografiar y nada más. Esto supone que no lo necesito en grandes cantidades y  soy consciente que esa modestia me coloca en una cierta mediocridad, sobre todo porque me aleja de la omnipotencia que da su posesión; qué le vamos a hacer. Otra cosa es el valor que tiene de autentificación del trabajo. Estamos constituidos por lo que hacemos que, a su vez, tiene sentido en la medida que se convierte en valor de cambio. Si lo que haces no tiene valor pecuniario no existes. A partir de esa premisa, se produce una curiosa y lamentable situación: no recibes dinero por lo que haces, luego sientes el vacío del no ser, por lo que necesitas hacer más y más para eludir el agujero negro de la inexistencia y cuanto más haces, mayor es el sinsentido del esfuerzo. Si eres coherente y dejas de hacer lo que no te produce beneficio material alguno entonces te quedas sin nada, sin la dudosa moneda de cambio y sin la acción terapéutica del hacer; luego eres un firme candidato a la depresión, en el mejor de los casos, y al suicidio en el peor (o no). Siempre puedes cambiar de actividad, pero qué actividad si estás abocado a la que realizas? También puedes hacerte relaciones públicas, porque ya sabemos que sin el componente comercial el arte se queda en casi nada. Claro, esto tiene un serio inconveniente: tienes que salvar tu obra en un terreno y con unas herramientas ajenas a la obra en sí misma y eso es molestísimo e ilógico. También puedes mandar a alguien con el recado, pero no es lo mismo. En resumen, hay que conseguir dinero a cambio del esfuerzo y si no todo se desbarata y el equilibrio se va al garete.  Conclusión: NO HAY SOLUCION. Llegados a este punto, mandemos la coherencia  a  la mierda y hagamos lo que podamos.

Manuel Cueva vivía en 1932. Ya no. Ni siquiera en la memoria de nadie…

La alegre y afectuosa primavera…

Encuentros ineludibles…

El milagro de sobrevivir, al anochecer…

La luz, la luz siempre…

"Hemos descubierto la verdad, y la verdad no tiene sentido". G. K. Chesterton