Érase un hombre que cultivaba la autoestima…

© 2012 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2012
Localizacion
Guijasalbas, Segovia (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD FP4 125 (250)
Fecha de diario
2012-11-06
Referencia
6122

…A Máximo, la derrota que más le dolía era la del anonimato; siempre era el bulto gris que daba igual que estuviera o no, nadie se fijaba en él. La catástrofe no era absoluta, porque Máximo tenía una única e inconsciente aptitud ganadora: aceptaba incansablemente la derrota, en todo. Pero claro, estaba tan acostumbrado a perder, que ni siquiera se daba cuenta de que era un fajador imbatible. Nadie, nunca, podría con él; pero de esa desconocida e inaudita potencia él no tenía ni idea. Instintivamente sabía que no pediría auxilio ni se rendiría. Así era Máximo, el eterno perdedor nunca vencido…

© 2012 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2012
Localizacion
Guijasalbas, Segovia (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD FP4 125 (250)
Referencia
6123
© 2012 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2012
Localizacion
Guijasalbas, Segovia (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD FP4 125 (250)
Fecha de diario
2012-11-07
Referencia
6126

…Máximo, ya muy mayor, algo cansado de tantas derrotas, comenzó a observar, asombrado, que aquellos que, en distintas épocas de su vida, le habían superado o, sencillamente, él los había sentido muy por encima, estaban muy desdibujados: llevaban tiempo inmóviles y entregados a una decepcionante y estéril pasividad. Su ciclo se había agotado. Pobres, todavía habrían podido apurar algunos tragos más, pero no, les había faltado el ansia y el deseo de no morir nunca. Máximo, el eterno perdedor, sabía que si seguía en el camino como si nada ocurriera, como si el tiempo no pasara por su incansable espíritu, corría peligro de caer en el más absurdo patetismo, pero se dijo: -si es así ya me enteraré, mientras me llega la noticia, que siga la fiesta-. Máximo, qué risa, se había revelado como un infatigable corredor de largas distancias y aún estaba en la carrera. Sin pretenderlo, iba rebasando a todos, aunque calladamente, sin demostrarlo. Ahora, sin ser consciente del todo, tenía una gallarda potencia con la que podría situarse por encima de todos ellos sin hacer prácticamente nada, sólo siendo él. Pero no, Máximo no haría eso porque no era un combatiente que quisiera vencer a nadie en nada. Máximo pensó, consolado del tan largo y amargo sufrimiento de perdedor: -todo está bien porque este debe ser mi tiempo, ahora que ya no hay carreras que ganar, ahora que nada importa, me subiré sobre mis fracasos y luciré durante un rato la prodigiosa prestancia del perdedor imbatido-.

© 2012 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2012
Localizacion
Guijasalbas, Segovia (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD FP4 125 (250)
Referencia
6124
© 2012 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2012
Localizacion
Guijasalbas, Segovia (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD FP4 125 (250)
Referencia
6125
© 2012 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2012
Localizacion
Guijasalbas, Segovia (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD FP4 125 (250)
Fecha de diario
2012-11-04
Referencia
6120

ÉRASE UN HOMBRE QUE NUNCA VENCÍA EN NADA. HASTA QUE TODO MEJORÓ UN POCO, MUY AL FINAL YA:
Máximo comenzó a actuar en la vida como todo el mundo: compitiendo. Pero Máximo no ganaba en nada en lo que participaba con entusiasmo: ni en peleas con otros críos; ni en juegos deportivos ni en ningún otro; ni en ser el más ocurrente y atrevido; ni en llevarse a la niña más guapa (ni a la más fea) del barrio, ni en ser de los más listos de la clase (siempre era de los últimos). En nada, nunca tenía éxito en nada. No se daba cuenta del todo porque no era muy espabilado…

"Hemos descubierto la verdad, y la verdad no tiene sentido". G. K. Chesterton

Algo no salió bien aquella tarde…

No le alcanzaba la vista al hombre blanquinegro…

La sumisa obcecación del Talibán II

El emigrante al que no recordará nadie…

"Su vocación de penumbra, su costumbre de olvido…" Álvaro Mutis.