28 AGOSTO 2021

© 2021 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2021
Localizacion
Emma Fuentes (Toledo, España)
Soporte de imagen
DIGITAL (100)
Fecha de diario
2021-08-28
Referencia
9936

CARTA A EMMA LOUISE XI.
Hola Emma, grandísimas felicidades para ti hoy. Cumples doce ya, otro año importante. A tú edad todos lo son. Por fin, hemos podido vernos este año después de no haberlo conseguido el pasado.  ¡¡¡Qué gran alegría comprobar cómo has crecido en todos los sentidos!!! Este año he podido ver con más claridad lo que vengo intuyendo desde hace tiempo: tendrás una personalidad e impronta vital muy poderosa. En tus gestos y actitudes se traslucen impulsos y determinaciones que harán de ti una persona importante, protagonista allá donde te encuentres en todo momento, pero tendrás que sortear muchas emboscadas, no solo las que te tiendan fuera, el mundo y sus gentes, sino, también, las que tú, inadvertidamente, te tiendas a ti misma. Pero, no te preocupes, no sientas miedo ante nada (tan solo prudencia), porque gracias a tu inteligencia de largo alcance conjurarás todos los peligros, sin duda.
Te miro y te miro y me siento orgulloso de ser tu granpa. Aunque, nuestra experiencia vivencial común no pasa por que tengamos un mínimo de convivencia, carece de importancia porque nos tenemos presentes y eso es lo único importante. Que el olvido nunca entre en nuestro espacio privado.
Cuando estuviste aquí, el mes pasado, coincidió con que se estrenó el montaje en video de una obra de teatro de tu colegio: Alicia en el país de las maravillas, en la que tú eras Alicia, la protagonista. Estuviste magnífica. Sin embargo, curiosamente, no te mostraste contenta, porque no te gustó verte en pantalla. Decías: –me gusta actuar, pero no verme actuando-. Curiosamente, algo parecido le pasaba a un genial actor y director de cine y teatro español,  Fernando Fernán Gómez: decía que le enfadaba, que no le gustaba, ver a la gente sentada viéndole trabajar. No es exactamente tu caso porque es a ti misma a quien no te gusta verte. Cuando lo contaste, me llamó poderosamente la atención y te dije algo así como que no tenías más remedio que acostumbrarte a eso, porque trabajar en la representación y en el arte supone ser visto, irremediablemente. Si no te ven y te ves (corrección de errores), no eres, no existes en esa realidad. Es inherente a ese trabajo: consiste en ser visto. Tú necesitas mostrarte, has nacido para interpretar y crear, me parece, luego tienes un trabajo muy importante que hacer: aceptarte y gustarte.
No me extiendo más en sermones innecesarios, que tanto me disgustan, pero contigo necesito hacerlo porque, tanto tú como Lucía, sois mis queridísimas y lejanas nietas.
Te deseo una estupenda reentrada en el colegio; que tengas mucho éxito en todo lo que hagas, en lo que más te gusta, y que nos podamos vernos cuanto antes. Feliz día, Emma, un beso muy fuerte para ti.

Pepe Fuentes ·