Despues de un largo viaje nos encontramos con gentes que se movían desenfadamente, sin orden. Pero parecian tranquilos y conformes…

© 2012 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2012
Localizacion
Washington (EE.UU.)
Soporte de imagen
-35 MM- ILFORD DELTA 3200
Referencia
5985
© 2006 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2006
Localizacion
Nueva York (EE.UU.)
Soporte de imagen
-35 MM. Kodak. High-Speed Infrared 100
Copiado máximo en soporte baritado
2
Fecha de diario
2015-05-10
Referencia
2130

DIGRESIÓN TRES: de un tiempo a esta parte, por la noche, nos ha dado por ver series de televisión. Vemos todas las de calidad e interés que están emitiendo (o han emitido). A veces pienso que es una gran pérdida de tiempo cuando se enredan en acciones triviales, reiterativas y hasta prescindibles; pero es infrecuente porque, a pesar de duraciones exhaustivas, mantienen un ritmo intenso y sostenido. En estos días estamos viendo una muy antigua ya, largamente aplazada porque a mí me pareció, cuando lo intentamos hace tiempo, que era aburrida porque aparentemente no pasaba nada. He cambiado de opinión radicalmente porque sí pasan cosas, muchas. El protagonista absoluto de la serie hace lo que le da la real gana en el marco de su mundo y valores. Es dueño absoluto de su destino y de todas las personas que se mueven a su alrededor. Su negocio, de tradición familiar, le da dinero, mucho, pero lo más adictivo es el omnímodo manejo del poder, para lo que está especialmente dotado. Aunque haya sombra de duda en algunas de sus decisiones, por muy salvajes que sean, nunca se puede permitir flaquear. Es la pura lógica del negocio y del vivir en otra dimensión. Es asombroso como puede mostrarse tierno, generoso y sentimental en momentos, y en otros como el más terrible e inexorable ejecutor. Para mayor oscuridad del personaje, a veces aparece como un titubeante y frágil paciente de una muy compleja terapia donde descubre los tormentos de la memoria, la relación con su madre castradora, sus debilidades carnales, las monstruosas obligaciones de su cruel destino, y todo ello bajo el potente foco de los inconmovibles y eternos “valores”. Esos  nunca se cuestionan, son el único y puñetero sentido de su vida. En el sustrato de esta historia están presentes los grandes trasuntos mitológicos de la literatura universal, desde las tragedias clásicas hasta Shakespeare. El honor, la traición, el poder, los vínculos de sangre, las pasiones, la conciencia, la culpa; todo, todo está ahí, palpitando en un baño de sangre y furia. Semejante prodigio de la naturaleza se llama Tony Soprano (James Gandolfini, inmenso y creíble)…    

© 2006 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2006
Localizacion
Nueva York (EE.UU.)
Soporte de imagen
-35 MM. Kodak. High-Speed Infrared 100
Soporte de copias
ILFORD MULTIGRADO BARITADO
Viraje
SELENIO
Tamaño
27,7 x 18 cm
Copiado máximo en soporte baritado
2
Copias disponibles
1
Año de copiado
2011
Fecha de diario
2018-05-09
Referencia
2114

DIGRESIÓN UNA. Wonder Wheel (2017). Guión y dirección: Woody Allen. Fotografía: Vittorio Storaro. Intérpretes: Kate Winslet, Justin Timberlake, Juno Temple, James Belushi, Jack Gore. La historia se deja ver sin demasiadas tensiones, a pesar de ser un drama entreverado de infidelidades y frustraciones. Allen, siempre a vueltas con la imposibilidad del amor, pero virtuosamente contado siempre. Todos los personajes, salvo Mickey Rubin (Timberlake) encantado de haberse conocido, viven en un desencuentro e insatisfacción permanente con la vida que les ha tocado. Hasta el hijo de Ginny (Winslet), un pequeño monstruo devenido en pirómano. Incendia compulsivamente todo tipo de cosas, quizá por no poder quemar su propia decepción. Esta película no llega ni mucho menos a ser una obra mayor de la filmografía de Allen, pero aún así es una película estimable y bellísima. La recreación del Conney Island de los años cincuenta, con un nostálgico colorido reconocible en el cine de aquella época, fotografiado por Storaro, es un regalazo digno de los mayores elogios. Esplendida la sentida y matizada interpretación de Winslet.

© 2006 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2006
Localizacion
Nueva York (EE.UU.)
Soporte de imagen
-35 MM. Kodak. High-Speed Infrared 100
Soporte de copias
ILFORD MULTIGRADO BARITADO
Viraje
SELENIO
Tamaño
27,7 x 18 cm
Copiado máximo en soporte baritado
2
Copias disponibles
1
Año de copiado
2011
Fecha de diario
2006-10-26
Referencia
2117

HOMBRE QUE CAMINA SOLO EN CONEY ISLAND. Qué puedo decir de este hombre: nada,  porque nada supe de él. Sólo que esta es su fotografía. Probablemente lo que lleva en la bolsa es comida que lo alimentará bien, al sol. Luego, dejará que sus pensamientos se muevan dispersos mientras dormita frente al mar. A  media tarde cogerá el metro, la línea D, o tal vez la N, y volverá hasta Brooklyn; o quizá viva cerca, en los edificios de viviendas populares que se divisan desde el parque.   

© 2006 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2006
Localizacion
Nueva York (EE.UU.)
Soporte de imagen
-35 MM. Kodak. High-Speed Infrared 100
Soporte de copias
ILFORD MULTIGRADO BARITADO
Viraje
SELENIO
Tamaño
27,7 x 18 cm
Copiado máximo en soporte baritado
2
Copias disponibles
2
Año de copiado
2011
Fecha de diario
2007-01-08
Referencia
2120

“César lo tuvo más fácil que Napoleón, pues Cesar era César, mientras que Napoleón hacía el papel de Napoleón, aunque nadie que no hubiera sido él lo habría podido hacer.Arthur Schnitzler.

Eso está bien. Al menos suena muy consolador para todos los que no somos Julio Cesar; siempre nos quedará Napoleón. Creo que a cualquiera que siga este diario, aunque sea de vez en cuando, no se la habrá escapado (ni siquiera a mí me ha pasado desapercibido, y eso que no soy un buen observador de mis movimientos, quizá por falta de perspectiva), que hay un tema nuclear en él (diario), rayano en la manía: el individuo frente a sí mismo en el mundo. Como Woody Allen me utilizo de protagonista (salvando las distancias),  buscando el sentido y las razones de ser, la puntos -G- de la vida, y alguna explicación consoladora para el paso del tiempo y la muerte por llegar. Todos, absolutamente todos, aunque sólo seamos los cornetas del regimiento de dragones de Napoleón, somos los mejores protagonistas posibles de nuestras vidas, y por ende de toda vida.

 

© 2006 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2006
Localizacion
Nueva York (EE.UU.)
Soporte de imagen
-35 MM. Kodak. High-Speed Infrared 100
Copiado máximo en soporte baritado
3
Fecha de diario
2008-05-04
Referencia
2118

Trabajé diecinueve meses en una gestoría administrativa, mañana y tarde. Me mandaban a los recados, es decir, a llevar y traer papeles a los organismos públicos. Allí empecé a poner a prueba lo que era o no capaz de hacer, por cuenta ajena. El resultado no fue brillante precisamente, o al menos la percepción que tenía de mí mismo como gestor era decepcionante. Mis colegas, los chicos que como yo no habían conseguido conjugar verbos y que con mi misma edad hacían lo mismo,  me parecían mucho más habilidosos con los papeles de traer y llevar. Empecé a ver el futuro bastante oscuro. Lo mejor de aquel trabajo era el sitio donde estaba ubicado: los ventanales daban a una de las calles principales de la ciudad, y los sábados por la tarde (los mejores momentos de la semana), me dedicaba a observar a las niñas internas de los colegios  que salían a pasear. Elegía la que más me gustaba y luego, cuando salía, en torno a las siete, me dedicaba a buscarla por la calle de los paseos (de ida y vuelta), e intentaba vencer mi timidez y abordarla. En realidad, a mí, lo que más me ha gustado en la vida, mucho más que trabajar (eso sin duda), han sido las mujeres (desde pequeñito).  

 

Los maniquíes, los coches, la carretera, los moteles…la ilusión de los escenarIos de leyenda…

En algunas ciudades, a los santos los suben a lo más alto de los templos, ya que al parecer son importantes para el alma de las gentes…

Viajar siempre, que la ilusión por el viaje no acabe nunca…

"Un país avanzado no padece de ninguna complicidad con ideal alguno". E. Cioran

"...hay que seguir transitando por el sexo, los libros y los viajes,…" Roberto Bolaño

"Hay que sentir las ciudades para amarlas como sólo pueden amarse las cosas que no poseeremos nunca". Mauricio Wiesenthal