El oráculo estático y el brillante futbolista senil…

© 2008 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2008
Localizacion
Toledo (España)
Copiado máximo en soporte baritado
2
Fecha de diario
2009-09-17
Referencia
3331

… En resumen, me gustó la exposición, especialmente la intensidad de sus retratos; sin duda su plaza en la historia será por esa especialidad. En cuanto a otros aspectos: fotografía de campo, testimonial, bodegones o naturalezas muertas, paisajes, arquitectura y miscelánea en general, la importancia era sensiblemente menor. Coincido con ella cuando responde a la pregunta que le hace Antonio Lucas: ¿sabe ya definir la fotografía?  –Más o menos. Es una forma de narrar, de contar historias- contesta. En eso estamos Leibovitz. Agradezco a esta autora el placer que me produjo ver su obra, de la que aprendí algunas cosas. La visita me resultó muy gratificante porque, además, su vertiente “rosa” (retratos de gentes del espectáculo) añadía una amenidad que ayudaba a combatir el calor…

© 2008 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2008
Localizacion
Toledo (España)
Copiado máximo en soporte baritado
2
Fecha de diario
2008-12-18
Referencia
3329

Después de lo escrito ayer, lo lógico sería continuar con los retratos de mis amigos (y quizá otros más que estoy haciendo), pero no: todavía no es posible. Han ido pasando por mi –habitación de retratar-, he realizado la toma, pero la tengo amontonada en la zona de dudas de mi cabeza. No sé por dónde empezar; ni siquiera eso. Mientras me aclaro, me dedico a mirar a mi  –muñeco merodeador- (*) a ver si empiezo a aclararme un poco.

(*) lo enviaré por ahí, a mirar, le seguiré y a ver que pillamos: él espiando la realidad y yo a él.

© 2008 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2008
Localizacion
pepe fuentes, Toledo (España)
Copiado máximo en soporte baritado
2
Fecha de diario
2011-03-08
Referencia
3330

…Busqué un argumento-salvación (cuando falta claridad y sobra fe, son precisos estos recursos, aunque sean una artimaña). Llegué a esta conclusión: –no se trata de describir al fotografiado, sino de hacerle actor de una ficción literaria escrita por Handke y dirigida por mí-. Sí -me objeté-, pero en teatro o cine existe una técnica necesaria llamada casting, en la que se eligen los actores más adecuados para cada papel. De acuerdo, pero esto será diferente. Aquí todo será completamente aleatorio y automático. Parto de la premisa de que, por un lado, –el peso del mundo- lo soportamos todos y, por otro, que  las anotaciones de Peter Handke son sencillas y obedecen a sensaciones comunes y perfectamente compartibles. El propio Handke dice en su nota introductoria: “Durante unos instantes, el lenguaje que me atravesaba día y noche tomaba cuerpo. En ese “momento verbal”, cualquier cosa que me sucediera aparecía desprivatizada y universal”. Claro, pensé, eso es justamente  lo que pretendo: ir desde lo particular hacia lo común y universal. Fotografías de personas mezcladas con impresiones de Handke, y ambos elementos expresivos proyectados al infinito de lo universal. Abstracto y figurativo; ambiguo y concreto; frívolo y trascendente; todo al mismo tiempo. Es posible, me dije. La personalidad, los rasgos y la textura de los fotografiados serán un mero referente de lo -humano– que aparece en la obra de Handke. Seré el único responsable del experimento, porque las fotografías y la elección de las frases son enteramente mías. La gracia, si es que la tiene, es que entre una cosa y otra, hay un salto de veintisiete años (lectura y subrayados), y treinta y cinco desde el momento de la escritura del libro…y todo sigue igual de pesado e inquietante, me parece…

 

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Fecha de diario
2018-07-15
Referencia
1101

ESTO NO ES UNA CRÓNICA FUTBOLÍSTICA, SINO LA DE UNA INFAMIA I. No soy entendido en fútbol, aunque sí algo aficionado, pero, sobre todo, al buen juego en este deporte. Mucho más aficionado soy a observar los comportamientos humanos. A partir de estas premisas, dado que el campeonato mundial  acaba hoy y tenía un equipo preferido antes de empezar (el de España, mi país), en el que las actitudes personales han tenido tanto que ver, me he formado una opinión que intentaré fijar aquí para no olvidarme: –los componentes del equipo formado para esta competición, del primero al último (léase, desde el máximo dirigente hasta el último integrante, que no sé quién puede ser), han prevaricado, sin que se sepa cuáles han podido ser las razones y oscuros intereses que han provocado tan anómalo y sedicioso comportamiento. Ante una total inepcia competitiva solo se pueden pensar en cuatro causas: una, los futbolistas son ya muy mayores (tanto como el de la fotografía); dos, no saben jugar a los niveles exigidos (han olvidado que se juega en sentido vertical y no horizontal y que, además, en este deporte nunca se gana parados, hay que correr o, como mínimo, andar deprisa); tres, pretenden reinventar el fútbol, es decir, jugar sin marcar gol y que los triunfos se decidan por tiempo de posesión, o algo parecido (a todos los equipos que he visto jugaban con la puerta contraria como referente de su deseo; España no, solo se pasaban el balón sin sentido ni propósito); y cuatro, saben jugar, pero no han querido. También puede ser que su mediocridad sea infinitamente superior a lo que suponíamos o, tal vez, su comportamiento malicioso ha sido el consecuente reflejo de la natural irresponsabilidad que es seña de identidad de nuestro modo de ser y estar en el mundo como país…

 

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Fecha de diario
2018-07-16
Referencia
6814

ESTO NO ES UNA CRÓNICA FUTBOLÍSTICA, SINO LA DE UNA INFAMIA, y II. Algunas razones más, a saber.
-Fue inconcebible que el máximo dirigente del organismo del fútbol del país se haya disparado en el pie, y a todos los pies de los aficionados, destituyendo al líder natural del equipo tres días antes de empezar la competición (por fichar con un equipo de la liga nacional). La única explicación es que esta persona padece un infantilismo patológico y suicida y unas pavorosas deficiencias y desequilibrios en su inteligencia emocional, impropias del nivel esperado en un cargo de esa relevancia.
-Inaudito también, que ese líder o seleccionador/entrenador con contrato en vigor, no esperara a terminar la competición para comprometerse con otra entidad, por muy bajo sentido de la responsabilidad que tuviera. Ninguno de sus homólogos de otros equipos habría hecho algo parecido.
-Dimensiones oceánicas adquiere el fiasco cuando, un tipo que estaba allí en funciones que nada tenían que ver con la dirección del equipo, acepta la misma sin haber efectuado previamente una mínima autoevaluación para así comprender que a él no le tocaba asumir esa tarea; a no ser que estuviera aquejado de una desmesurada, irresponsable y enfermiza vanidad. O codicia. Quizá habría sido más adecuado, cualitativamente, el nombramiento del utilero, seguramente mejor preparado. Con esa sensata y lógica designación, todo habría ido mucho mejor (sencillamente porque peor era imposible).
-La vergonzosa debacle se materializó con la actuación de los jugadores, responsables máximos. He visto todos los partidos del equipo (por llamarlo de algún modo) y esos futbolistas han jugado en todos ellos a perder, intencionadamente (probablemente querían tomar vacaciones cuanto antes). En el último partido ni siquiera llegaron a jugar, permanecieron inmóviles durante todo el tiempo de juego. Parados. Y, lo que resultó más bochornoso aún: el equipo contrario hizo lo mismo, luego perder no fue por acierto de los contrarios, sino porque todos decidieron no disputar el partido, como si todo estuviera arreglado de antemano (ninguno de los dos equipos disparó contra la portería contraria en 120 minutos, esencia básica de este deporte).
-Capítulo aparte fue nuestro portero, pieza clave en el sabotaje. No, no es que fuera un doble agente infiltrado, no, ha estado alineado con todos y cada uno de los equipos contrarios, con descaro y connivencia del entrenador impostor propio (dicen, los que han hecho cuentas, que de once disparos contra su marco, le han metido diez goles, algunos entre las piernas).
-Por último, y ya solamente en relación al último partido, después de meter un gol sin querer, como un accidente con el que no contaban (lo marcó en propia meta el contrario), enseguida procuraron arreglarlo cometiendo un penalti inconcebible, no fuera a ser que la selección contraria no fuera capaz de empatar por juego. A partir de ahí, el guion de la simulación era fácil: no correr y jugar siempre hacia atrás (jamás he visto a un equipo de fútbol con menos espíritu competitivo, indolencia y sentido autodestructivo). Llegaron a los penaltis de desempate y al portero le tocó actuar otra vez: alcanza un balón con la mano, para disimular, pero permite que el balón entre. A dos jugadores de campo les tocó completar la faena, fallaron y ya está, la infamia completada. La actuación de este equipo “nacional” debería ser conservada por los organismos futbolísticos mundiales como paradigma de actuación antideportiva o, como mínimo, susceptible de investigación por sospechosísimos indicios de pasividad fraudulenta y culpable.
PS: curiosamente, a España la han concedido el premio al -juego limpio-, justamente lo contrario de lo que he argumentado en estos dos últimos días, lo que demuestra, sobradamente, que lo que yo veo no es lo mismo que ven los demás. Irónico. Aunque, quizá, la razón de este premio haya sido porque como no han competido, y, en consecuencia, no necesitaban cometer faltas, lo que me daría la razón completamente. También, la moraleja podría consistir en que todo depende desde el lado que se miren las cosas. Supongo.

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Toledo (España)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD PAN F 50
Fecha de diario
2017-06-16
Referencia
6651

El otro día tocó fútbol, bueno el fútbol toca casi todas las semanas (los partidos del Real Madrid, solo esos). Y ganamos (en realidad ganaron ellos, los futbolistas). Estuvo bien, muy bien incluso. En el primer tiempo parecía que sería un partido perdido, pero no, en el segundo tiempo los jugadores florecieron y el juego y el resultado fueron brillantes. Lo pasamos bien, dentro de lo que cabe, sencillamente porque no jugué, solo vi el partido sentado en mi sillón (nunca jugué bien al fútbol ni a ningún otro deporte). Llega un momento en el que uno ya solo está para ser espectador de lo que sea, maldita sea. El equipo actúa brillantemente y para mí es por una muy significativa razón: el entrenador es un gran tipo. Por este equipo han pasado bastantes entrenadores “estrella” en estos últimos años sin resultados reseñables. Es más, con resultados catastróficos, hasta que llegó ZZ y todo cambió. Los mismos jugadores, más o menos, pero con otro líder. En contraste con los demás, éste, un hombre sencillo, nada presuntuoso, al que le importa el equipo y no su ego, al menos así parece, se muestra como un hombre cercano y empático, pero fuerte y siempre capaz de hacer lo que debe para obtener resultados. Cuando lo consigue nunca presume por los logros. Tiene la vanidad bajo control y eso siempre es de agradecer. A mí me conquistó cuando propinó un olímpico cabezazo a un jugador lenguaraz, en su época de jugador. Fue un gesto tan firme y categórico en defensa de su honor que resultó todo un prodigio de elegante eficacia. Luego, dio media vuelta y abandonó el campo y el fútbol activo. Humilló al infame ante millones de personas, sin necesidad de hacerle daño físico. Olímpico. Un tipo así solo puede hacer bien las cosas. No tengo fotos de fútbol porque yo al fútbol no voy, así que hoy, en el diario, una foto mía de futbolista senil (soy senil aunque no futbolista), exactamente como sería la cosa si yo jugara un partido de fútbol mañana.

El ludópata desapasionado…

Ensayó muchas veces el momento de gloria que tanto esperaba, pero nunca llegó…

Apuntes psicoanaliticos I

"La realidad sólo existe si la soñamos”. Juan Marsé.

Crisis de fe: en mis orígenes fotográficos ya apareció el vacío como ineludible motivo y sentido último de los haluros de plata…

"Hay vidas extenuadas por una intensísima vocación pero artísticamente estériles, incapaces de producir nada de mérito". Javier Gomá Lanzón