Ciudades: bosques de símbolos…

© 2005 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2005
Localizacion
Berlín (Alemania)
Soporte de copias
ILFOBROM GALERY FB
Viraje
SELENIO
Tamaño
46,5 x 58,2 cm
Copiado máximo en soporte baritado
3
Copias disponibles
3
Año de copiado
2005
Fecha de diario
2006-03-05
Referencia
1902

10:45 a.m. Esta copia es parecida a la anterior pero hay que reducir considerablemente el tiempo de exposición; aún así me paso, tengo que repetir y me sigo pasando, solo que muy poco, casi no se nota (lo digo para convencerme). Hago 2 copias rectificando. No lleva ningún tipo de reserva. Son las 11:30 y a estas alturas no hago ni puñetero caso a la música. Reparo en una fotografía de mi madre de 1992. La tengo  al lado de la ampliadora, me está mirando tranquila y satisfecha. Hoy hace 11 años, se estaba muriendo en un hospital; yo estaba a su lado muy entristecido. Cambio de emisora y suena Bob Marley; bien. De pronto cambian a Hip Hop (no lo soporto),  por lo que  pongo un CD con la  7ª de  Mahler, Canción de la noche, mucho más apropiada para el asunto que tengo entre manos.

© 2005 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2005
Localizacion
Berlín (Alemania)
Soporte de copias
ILFOBROM GALERY FB
Viraje
SELENIO
Tamaño
46,5 x 58,2 cm
Copiado máximo en soporte baritado
4
Copias disponibles
4
Año de copiado
2005
Fecha de diario
2006-03-04
Referencia
1900

9:30 a.m. Me asomo a la calle y siento un aire frío muy desagradable. En la radio suena un monográfico de música inspirada en las catedrales. Mi ánimo se mueve entre una veladura de tristeza que no llega a nivel 3: tormenta psicológica, lo que me permite seguir trabajando. Me animo cuando pienso  que acabo de positivar felizmente una de mis mejores fotografías de este año (la de ayer). Coloco en el portanegativos esta otra,  realizada en la plaza Postdamer de Berlín. Copia fallida: altas luces desesperadamente sobrexpuestas. Suena La catedral sumergida de Debussy; espléndida. Pruebo nuevamente a resolver el problema de las altas luces y Debussy termina. Comienza una composición para instrumentos de viento de E. Elgar; aumento sensiblemente la exposición de altas luces. Termina Elgar y yo la segunda copia fallida. Me estoy enfadando, sobre todo porque la copia no  responde a la lógica esperada. Pruebo por tercera vez, estoy trabajando con un intervalo de 2 a 9, con pasos intermedios y eso a veces complica mucho las cosas. Comienza a sonar La catedral de Toledo de Claudio Prieto, obra de 1974 (mira tú por dónde); pero me trae suerte. Este es el resultado.

© 2007 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2007
Localizacion
Los Angeles (EE.UU.)
Soporte de imagen
-35 MM. Kodak. High-Speed Infrared 400
Copiado máximo en soporte baritado
2
Fecha de diario
2016-07-14
Referencia
7502

DIGRESIÓN UNA (2): La felicidad y el suicidio. Luis Antonio de Villena, (2013). Ebook. …Como dije ayer, la primera parte del ensayo poético (a de Villena, hasta los ensayos le salen poéticos), está centrada en La Felicidad, observada desde diversos ángulos (estoicos, hedonistas, románticos, existencialistas) pero, sobre todo, en gentes que se han situado ante el hecho y dificultad de vivir con lucidez y buen sentido. Al fin y al cabo, vivir felizmente, es una redundancia, porque si no te gusta sufrir (otro modo de ser feliz) siempre puedes suicidarte, y en paz. En esta parte reflexiona, por un lado, sobre la línea divisoria entre lo que podríamos asimilar a la felicidad de los estoicos, siempre sensibles al gozo pero en permanente diálogo con el control “… En una vida saludable debe existir el equilibrio entre actividades diferentes, y ninguna de ellas debe acelerarse hasta el punto de impedir el desarrollo de las demás”. Bertrand Russell; y, por otro lado, sobre el deseo e insaciable necesidad de alcanzar el placer, aunque esa pulsión pueda llevar a territorios más arriesgados “La que -como Lord Byron quiso- desdeña y maldice la medianía, en el sentido burgués. La felicidad que nos eleva, nunca la que nos acomoda“. Luis Antonio de Villena; o, como dijo Óscar Wilde, genial transgresor ¿La felicidad? No, nada de felicidad. El placer, ante todo. Hay que preferir siempre lo más trágico”. De Villena, vitalista como es, habla de una felicidad que se aleja del puro conformismo burgués y doctrinario, aunque su vastísima educación, cultura y refinado esteticismo le impide decantarse por ningún burdo subrayado. Esta primera parte discurre fluida y creativa en la articulación de sus argumentaciones. Una escritura por la que se transita en volandas, como en un suspiro pleno de aguda sutileza…    

© 2012 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2012
Localizacion
Estambul (Turquia)
Soporte de imagen
-120 MM- ILFORD DELTA 3200
Fecha de diario
2012-09-29
Referencia
5995

…Las gentes de Estambul no nos hicieron mucho caso. Nosotros a ellos tampoco. Sólo se dirigían a nosotros cuando nos aproximábamos a las zonas de consumo: mercados, restaurantes, puestos callejeros y sitios parecidos. En cualquier otro lugar pasábamos completamente desapercibidos. Los viajero-turistas (o con propósitos) sin embargo, sí se hacían notar; caminaban y miraban y miraban y caminaban. Ah, y no paraban de fotografiar como locos, compulsivamente, las cosas y las vistas más insospechadas. Eran incansables…

© 2016 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2016
Localizacion
Brasov, (Rumanía)
Referencia
1516
© 2015 pepe fuentes
Autor
pepe fuentes
Año
2015
Localizacion
Berlín (Alemania)
Referencia
3494

“Las ciudades, para mantenerse vivas, deben permanecer abiertas, en funcionamiento real, no ficticio como si fueran teatros". Wiel Arets

Las ciudades, y en las ciudades las esculturas, y en las esculturas el silencio, y en el silencio el mundo entero…

"Opino que todo lo que uno hace es correcto, y rechazo luchar por una u otra opinión, y su contraria". Marcel Duchamp

"El silencio es, como nuestra propia existencia, tan solo una construcción verbal". Miguel del Arco

Chicago, la mejor ciudad del mundo…acabo de oírlo en un blues, y me lo creo…

El barbero de Mauricio Barrés, en Toledo: "¿Le gusta a usted la ciudad? Vale poco. No hay sino algunas antigüedades solamente. ¡Y era de oír el tono de aquel vale poco y de aquel solamente!" Mauricio Barrés